6 maneras fáciles de convertirte en una mejor persona

6 maneras fáciles de convertirte en una mejor persona

Cuando te cuidas a ti mismo, eres una mejor persona para los demás. Cuando te sientes bien contigo mismo, tratas a los demás mejor”. 

~ Solange Knowles

Aprendí que para vivir una mejor vida, siempre tienes que esforzarte para mejorar. Esto incluye expandir tu zona de confort, vivir en alineación con tu yo real y cuidarte primero. Muchos de nosotros nos esforzamos por ser mejores personas cada día, mes o año, y la buena noticia es que todo este proceso comienza y termina con nosotros mismos.

Y puedes comenzar en cualquier momento.

Ya sabes que siempre que te escribo lo hago basada en mi experiencia, y quiero compartir contigo unos consejos que me han dado otros (como mis padres, abuelos, madrina) que han logrado que hoy en día sea una mejor persona para conmigo y con los que me rodean.

soy mejor persona

1. Sé compasivo.

Esto comienza con la autocompasión. ¿Alguna vez notaste que nuestros modelos a seguir tienden a cuidar bien este punto ¿Porqué es eso? Es porque cuando hablas contigo mismo con dureza, te reprendes a ti mismo por cada pequeña cosa que haces mal, y no te cuidas de las pequeñas cosas, como dormir lo suficiente y hacer tiempo para reponer la energía (carga tu batería interna), no vas a tener la fuerza para estar bien con el mundo.

Algunas buenas maneras de practicar inmediatamente la compasión incluyen permitirte a no ser perfecto en la oficina (de todos modos, es un juego perdedor); centrarte en lo que amas de ti mismo, como tu peculiar sentido del humor, en lugar de malgastar energía odiando tus defectos percibidos, como tu nerviosismo en público; y hacer cosas agradables periódicamente para ti, como comprar flores para tu hogar, adoptar un mantra personal que te haga sentir bien, pasar tiempo con personas que te eleven más.

Cuando decides ser más magnánimo contigo mismo y con los demás, la vida cambia en un instante.

2. Conoce tus valores.

Jay-Z dijo: “Saber quién eres es la base de todo lo bueno”. ¿Sabes quién eres? La forma más fácil de interpretar esto es conocer lo que valoras . ¿Qué es lo más importante para ti?

Comprender lo que más valoras significa apreciar y priorizar tus creencias fundamentales. Por ejemplo, si tu misión personal es ayudar a las personas a ponerse en forma, pero estás atrapado en un trabajo como analista financiero sin ni siquiera poder hacer un guiño, probablemente te sientas desalineado. Probablemente te sientas espeso (ya sabes, nada motivado), y es posible que hasta estés aburrido, descontento … incluso hasta culpable.

pedir perdón

Si valoras la comunidad y la política local, pero pasas todos los fines de semana desconectados y comiendo con Netflix, esto puede significar que no estás honrando a quien realmente eres.

Mis valores personales incluyen ayudar a las personas a creer en la posibilidad y en sí mismas, hacer una contribución significativa como coach y escritora, invertir diariamente en la calidad de mi matrimonio, ser amable con todos los que conozco y ver el hermoso mundo en el que vivimos.

¡Tu turno!

3. Sé abierto.

Las mentes abiertas y flexibles te permiten vivir tu vida mejor y recibir muchas cosas buenas. Esto significa no juzgar, no criticar y aceptar a otras personas y eventos. Los budistas hablan de eso como no resistencia, sin juzgar nada de lo que ocurre (sí, incluso si tu jefe se acapara del crédito por una idea tuya).

La apertura, la aceptación y la voluntad de estar en el momento y permitir que las cosas externas sean solo, se siente como la mejor emoción de todos: la paz.

4. Sé alentador.

Es increíble lo que puede hacer una palabra amable o un toque. Cuando era una niña, fui a muchas escuelas. Siempre fue aterrador (¡una nueva escuela se siente tan grande y desconocida!) Y estaba constantemente nerviosa e insegura de mí misma. Una vez, un maestro me tocó la cabeza y me dijo, sonriendo: “No te preocupes Nana, te divertirás mucho con nosotros en esta sala”. Aún lo recuerdo

¿Qué palabras alentadoras, sonrisas o caricias puedes darle a alguien? Este puede ser un gesto pequeño, sutil y casi imperceptible para la mayoría de las personas. No lo subestimes. Todos estamos pasando por algo difícil en alguna área de nuestras vidas … y un guiño de bondad puede hacer que sea recordado por más de 30 años.

5. Seguimiento.

La integridad se produce cuando nuestros pensamientos, palabras y acciones están alineados. Tómate una pausa por un segundo y piensa … ¿Generalmente haces lo que dices que vas a hacer? Muchos de nosotros no, al menos en algunas partes de nuestras vidas. Es por eso que cuando eres un seguidor, no solo estás alimentando tu autoconfianza, sino que también te conviertes en un modelo a seguir para los demás. ¿Qué puedes seguir esta semana, una llamada telefónica, una reunión de café, alguna investigación que has querido hacer?

Cuando lo hacemos, se siente genial.

Hazme feliz

6. Sé un milagro para los demás.

La mejor manera de convertirte en una mejor versión de ti es a través del servicio, pero esto no necesita ser un servicio a nivel épico. Cuando mi hermano y yo éramos niños, mi madre no tenía auto y nuestra escuela estaba a 30 minutos caminando. Nuestro vecino se ofreció a llevarnos al colegio cuando ella dejaba a su hijo, y eso fue un verdadero milagro para mi madre.

Cuando hablo de un milagro en hablo en términos altruista ni religioso, es el simple hecho de dar algo a los demás que realmente lo necesitan y no te lo están pidiendo. Se proactivo en la vida.

Una vez tuve que dar una entrevista de último minuto y no tenía tiempo para comprar algo de vestir apropiado, así que mi mejor amiga vino con algunas opciones de vestidos que podría prestarme. ¡Gran milagro! Una vez en un trabajo anterior, había un sistema que simplemente no podía entender. Un compañero de trabajo (que no me debía nada) tardó 20 minutos en explicarme de forma paciente y clara. Ese día, sentí un gran alivio y euforia cuando finalmente lo entendí. ¡Se sintió como un milagro total!

¿Dónde y con quien puedes hacer un milagro para los demás?

Al pensar en cómo ser una mejor persona, recuerda que los pequeños cambios cuentan. Ve más despacio. Piensa antes de hablar. Considera los sentimientos de otras personas.

Pero recuerda: la persona que más necesitas cuidar es a ti mismo. Como dice el viejo refrán, no se puede verter de una taza vacía. Entonces, para ser una persona que inyecta más amor en este mundo, primero debes enamorarte de ti mismo.

Firma del blog de Nana