5 consejos para mantenerte saludable y productivo

El año pasado, yo viví uno de mis peores años, tuve un problema de salud muy grave lo que impactó negativamente en mi productividad por querer durante muchos años dar lo que llamamos «doy el 1000% de mi», no me di cuenta que no era la «mujer maravilla» y por ende me pasó factura.

Recientes estudios, detallan que los empleados con problemas de salud realmente bajan en su productividad laboral y les afecta en sus vidas personales.

Esa estadística tiene en cuenta mucho más que el ocasional día de enfermedad o el tiempo libre para la cirugía. Esta encuesta de Gallup también incluyó información de empleados que tenían enfermedades crónicas, como diabetes, enfermedades cardíacas y asma, o que eran obesos o tenían sobrepeso.

Estos problemas de salud pueden inhibir la capacidad de un miembro del personal de hacer malabares con las tareas y mantener su sensación de lentitud y agotamiento durante el día, lo que dificulta que se conviertan en empleados productivos.

Como empleador, puedes pensar que tiene las manos atadas cuando se trata de mantener a tus empleados en una forma óptima.

Afortunadamente, hay muchas iniciativas que puedes tomar para promover un estilo de vida saludable en el lugar de trabajo, y todas son bastante fáciles de implementar, ya sea que administres un restaurante, una tienda minorista o una oficina.

medita-5-minutos

1. Abastecerte de bocadillos

El cerebro funciona mejor cuando está bien alimentado. Si sales corriendo de tu casa sin desayunar, o se te olvida llevar tu almuerzo que empacaste la noche anterior, es probable que te cueste más mantener el enfoque y mantener a raya el estrés a medida que avanza el día.

Ten contigo unos bagels de trigo integral y fruta fresca a la mano para que te tomes un refrigerio saludable y versátil que puedes picar en el camino de regreso al piso de ventas, o al cuarto de cocina del restaurante después de una reunión de equipo.

Estos refrigerios te dan un impulso rápido de energía sin el choque que sigue cuando comes productos horneados o dulces. Para ahorrar un poco de efectivo, puedes comprar bolsas de frutos secos (que son económicos) y tenerlos en tu escritorio.

2. Tómate un descanso

Puede romper la monotonía y fomentar una competencia sana entre tus empleados, ofreciéndoles un incentivo que no pueden evitar pero que desean: tiempo libre remunerado. Puede parecer contradictorio pensar que el tiempo libre aumentará la productividad, pero de acuerdo con ofrecerles un incentivo, «pasar menos tiempo en su escritorio lo obliga a perder menos tiempo».

Recompensa a los empleados productivos con una tarde libre para recargarse, o simplemente animales a tomarse unos minutos todas las tardes para apagar la pantalla de sus computadoras, caminar afuera y hacer que su sangre fluya.

lugares felices

3. Mantenlos cómodos

Es fácil descuidar la importancia de la postura, especialmente si tu oficina ha tenido las mismas sillas viejas durante aproximadamente una década, o si tu empleado promedio pasa mucho tiempo de pie.

Con el tiempo, la mala postura puede provocar trastornos músculo esqueléticos que pueden llevar a un descanso o dolor crónico al realizar tareas relacionadas con el trabajo. Los asientos ergonómicos pueden ayudar a prevenir esto y aliviar los síntomas que ya existen.

4. Ofréceles clases semanales de ejercicios

Un régimen diario de 30 minutos de ejercicio es una forma efectiva de enfocar y mejorar el estado de ánimo, pero no todos los lugares de trabajo tienen un gimnasio en el lugar.

Las pequeñas empresas pueden acomodar a los empleados pagando membresía en un gimnasio cercano. La forma más fácil de aliviar el estrés de los empleados es tener un anfitrión profesional breve sesiones de yoga o meditación después del trabajo.

Incluso puedes alentar a un empleado a enseñar un programa si es algo con lo que está familiarizado.

salud aumenta la productividad

5. Invierte en una silla de masaje

La industria de los restaurantes y peluquerías son un vertiginoso torbellino de mesoneros, peluqueras y cocineros que, al parecer, siempre están de pie, ya sea que estén abriéndose paso a través de docenas de mesas con brazados de platos y comida, o de pie cortando el cabello.

Instala una silla de masaje en una parte tranquila del negocio y observa cómo los empleados se vuelven cada vez más optimistas y productivos.

Las meriendas saludables y las clases de gimnasia son solo algunas formas de contribuir a la salud nutricional y al bienestar físico de tu fuerza de trabajo.

Cuando tus empleados sienten que sus necesidades se satisfacen, e incluso se superan, están más inclinados a ser optimistas, comprometidos y productivos en el trabajo.

Con eso en mente, levanta un vaso de café orgánico y brinda por la salud de tus empleados y la tuya. Recuerda algo: No hay dinero que valga, si tu salud no es tu prioridad.

TQM

Nana

 

 

Busca tu mentor

Nana González

Soy un adicta a la innovación y empresaria con la misión de difundir el pensamiento creativo. He trabajado como consultor de branding, marketing e innovación durante más de 20 años, asociándome con algunas de las compañías más grandes del mundo para ayudar a reinventar sus marcas, dar forma a sus líneas de innovación y sacudir la cultura de su empresa.

Deja un comentario

Cerrar menú