6 maneras simples de hacerte más feliz hoy

Investigaciones recientes muestran que los hispanos tendemos a ser un grupo infeliz. De hecho, estamos muy por detrás de muchos otros países en términos de nuestra felicidad general. Una encuesta de Harris tomado hace unos años, descubrió que uno de cada tres hispanos se considera infeliz.

La felicidad puede ser fugaz. 

La mayoría de la gente piensa que el próximo gran cheque de pago, un mejor auto, escuchar un «sí» cuando le preguntan a alguien, o conseguir un buen trabajo, finalmente será el boleto para la felicidad.

Sin embargo, este pensamiento prospectivo crea mucho espacio para las decepciones, cuando en realidad no se materializa un estado feliz. Tu nuevo trabajo puede ser excelente, hasta que la realidad se establezca y te des cuenta de lo difíciles que son tus compañeros de trabajo o de que hayas negociado un salario inferior al que tu amigo gana en una empresa similar.

O si tu cita va muy bien, pero a medida que avanza hacia una relación a más largo plazo, los problemas de la persona comienzan a ser evidentes.

Trabajar hacia un nuevo estado deseado puede ser emocionante. Pero creer que te moverás milagrosamente de ser infeliz a ser feliz al alcanzar una meta deseada no es algo seguro.

En muchos casos, las personas miden la felicidad mediante el pensamiento comparativo:

  • Mi casa es hermosa, hasta que me invitan a una casa mucho más grande en la calle.
  • A mis hijos les está yendo bien en la escuela, hasta que mi vecina me cuenta las becas universitarias que recibió su hijo.
  • Mi trabajo va bien, hasta que me enteré del dinero que podría haber estado haciendo si me quedara en mi antigua empresa.

Muchas personas experimentan tiempos difíciles y enfrentan el desempleo, la deuda y la falta de opciones de vivienda asequible. La foto ciertamente no es rosada para todos nosotros.

Volverse feliz no se trata de ponerse gafas de color rosa e ignorar lo que sucede a nuestro alrededor. Pero incluso cuando estás atravesando momentos difíciles, hay maneras de elevar tus niveles de felicidad a diario.

Puede que no cambies los problemas con los que estás lidiando, o la realidad de tu vida, pero piensa cuánto más fácil sería enfrentarlo si te sientes mejor y más positivo.

globos

Prueba cualquiera de estas seis (6) acciones para aumentar tu felicidad general:

Adopta el mantra «esto también pasará»

La vida realmente es fugaz. Esto no está hecho para hacerte más infeliz, pero darte cuenta de que nada es permanente y que nada permanece igual para siempre puede ayudarte a normalizar tus experiencias.

¿Ese atasco de tráfico? Mañana lo habrás olvidado. ¿Esa mala nota? Es difícil de tragar en el momento, pero no es representativo de quién eres en general. ¿La factura de la tarjeta de crédito no se puede pagar por completo? En algún momento será también un recuerdo.

Solo piensa en otras cosas que pensabas en su momento que eran el fin del mundo y ahora están en tu espejo retrovisor. Cuando los tiempos son difíciles, e incluso cuando no lo son, mantén una perspectiva de que la vida es un ciclo en movimiento, y las cosas cambian minuto a minuto.

Cambia tu diálogo interno

¿Sabes quién es típicamente la persona más derrotista en tu vida? Tú. Los pensamientos y voces que ruedan en tu cabeza pueden arrastrarte hacia abajo y hacer que te sientas deprimido: “No puedo hacer eso».

¿Por qué nunca aprendes? ¿Qué te pasa? «Estas voces negativas perseguirán nuestros pensamientos hasta que podamos silenciarlos». Así es: tu tienes el poder de detener la negatividad.

Replantea y vuelve a enfocarte en lo que puedes hacer. Esas voces negativas son visitantes no deseados.

Identifica lo que te hace feliz

Se específico. La mayoría de las personas tienen una vaga idea de lo que quieren, pero una vez que lo consiguen, tengan cuidado con lo que desean. Establece metas realistas para ti mismo, pero sé específico: ¿Qué quieres exactamente? Apunta a lo que realmente te hará feliz. No solo huyas de lo que no quieres; concéntrate en el movimiento hacia lo que no quieres, y por qué.

Practica estar presente

En lugar de reflexionar sobre lo que ya sucedió o esperar lo que vendrá después, quédate exactamente donde estás. El momento presente es todo lo que tienes, todo lo demás está en tu mente.

Concéntrate en dónde te encuentras y qué estás haciendo, y presta toda tu atención a lo que está sucediendo en este momento. Cuanto más puedas volver al presente, más centrado y contenido te sentirás.

Respirar. Respirar. Respirar.

No hay nada más calmante y más central que respirar para limpiar. Inhala por la nariz y llena tu estómago, luego exhala por la boca. Imagínate mientras respiras que estás aportando energía positiva y limpia; y, mientras exhalas, estás vaciando tu cuerpo y tu mente de negatividad. Hazlo esto varias veces a lo largo del día.

Baja el teléfono, aléjate de la computadora y permanece presente en tu vida.

Sal a la calle. Visita a un amigo o alguien que necesite de tu apoyo. Camina. Habla con la gente. Comprométete. Lee artículos como este :), pero luego continúa y realiza actividades físicas e interactiva con otros.

La vida te está esperando, sal y disfruta.

Busca tu mentor

Nana González

Soy un adicta a la innovación y empresaria con la misión de difundir el pensamiento creativo. He trabajado como consultor de branding, marketing e innovación durante más de 20 años, asociándome con algunas de las compañías más grandes del mundo para ayudar a reinventar sus marcas, dar forma a sus líneas de innovación y sacudir la cultura de su empresa.

Deja un comentario

Cerrar menú