En este momento estás viendo 20 consejos sobre cómo establecer metas en el trabajo

¡Hola! Mis luchadores. En este artículo te ayudaré a comprender mejor como establecer las metas en el trabajo.

Los temas incluyen la definición de metas, la importancia de establecer metas, trabajar hacia tus metas, ejemplos de metas y metas SMART en el lugar de trabajo.

20 consejos sobre cómo establecer metas en el trabajo

1. Definición de un objetivo

¿Qué quieres lograr? Una meta es un objetivo que te gustaría lograr.

Una meta sirve como brújula, mapa de ruta o plano. Describe el resultado final que deseas lograr y lo que te guiará a medida que navegas hacia el objetivo deseado.

Una meta enfoca tus esfuerzos hacia una dirección particular para llegar al destino deseado.

2. Definición de establecimiento de metas

¿Cómo lograrás alcanzar tu meta u objetivo? 

El establecimiento de metas es el proceso de crear un plan de acción que te ayudará a alcanzar sus metas. Describe los pasos que tomarás.

El primer paso es averiguar la meta, luego el segundo paso es identificar un camino para alcanzar la meta.

En teoría, cuando hagas los elementos de tu plan de acción, deberías poder acercarte a tu objetivo.

Entre otras cosas, el plan de acción te ayuda a organizar los pasos o cosas que se deben hacer en una secuencia para promover la eficiencia, pensar en las brechas, descubrir cómo abordar las brechas y asignar responsabilidades para manejar diferentes tareas.

Un plan de acción simple puede resaltar e incluso ayudarte a responder las siguientes preguntas:

  • ¿Qué quieres lograr? (¿Cuál es tu meta?)
  • ¿Por qué quieres lograr esa meta?
  • ¿Cuándo quieres lograr el objetivo?
  • ¿Qué necesitas hacer para lograr tu objetivo?
  • ¿Qué recursos necesitará para alcanzar tu meta?
  • ¿Qué habilidades son importantes o necesarias?
  • ¿Cuáles son tus suposiciones claves?
  • ¿Cuándo empezarás a trabajar en la meta?
  • ¿Cuando terminarás?
  • ¿Cuánto tiempo te llevará alcanzar la meta?
  • ¿Dónde trabajarás en tu objetivo?
  • ¿Quién te ayudará?
  • ¿Cómo supervisará tu progreso?
  • ¿Qué desafíos podrías enfrentar?
  • ¿Cómo superarás las barreras?
  • ¿Cómo medirás el éxito?
  • ¿Cómo sabrás que has tenido éxito?

3. Beneficios de establecer metas

¿Por qué deberías tener metas? 

Es mejor tener una meta que no tenerla. Las metas agregan más significado y dirección a lo que estás haciendo. Te dan un sentido de propósito y urgencia mientras trabajas en tus tareas.

Los beneficios de las metas implican ayudar a desarrollar habilidades para alcanzar las metas, asumir riesgos calculados, perseverar, ejercitar la paciencia, aceptar el fracaso y aprender de tus defectos.

Otras ventajas de tener metas consisten en lo siguiente:

Fuente de motivación: las metas brindan visión, inspiración, lo mantienen en movimiento y te ayudan a motivarte a ti mismo y a los demás.

Planificación: las metas ayudan a planificar, organizar, tomar decisiones y también estimular la productividad en el lugar de trabajo.

Proporciona enfoque: los objetivos ayudan en la priorización y la gestión del tiempo. Brindan urgencia para abordar tareas que apoyen el logro de las metas establecidas.

Ayuda a definir el éxito: las metas describen lo que está tratando de lograr.

Ofrecer desafío: las metas pueden estirarlo y moverlo más allá de tu zona de confort al requerir que realices tareas en un nivel superior e incluso adquiera nuevas habilidades o mejores las habilidades ya existentes.

Ayuda en la gestión de recursos: cuando te enfrentas a la escasez de recursos, como tiempo, dinero, mano de obra, etc., los objetivos pueden ayudarte a decidir dónde canalizar tus escasos recursos.

Responsabilidad: cuando estableces metas o se te asignan metas, tienes la responsabilidad de trabajar para alcanzar las metas. A su vez, las metas ayudan a inspirar compromiso, generar impulso, evaluar el desempeño y tomar las medidas correctivas necesarias para lograr la meta planificada.

Métrica de evaluación del desempeño: los objetivos brindan una hoja de ruta sobre en qué trabajarán los empleados y en qué serán evaluados durante un período de tiempo específico.

Satisfacción personal al lograr una meta: un beneficio interno de las metas es la sensación de orgullo o felicidad que se siente cuando se conquista una meta.

Desarrollar el carácter y la disciplina: alcanzar las metas puede requerir que uno siga una rutina y un proceso y lo repita una y otra vez con cada pequeño esfuerzo que lo acerque más a la meta. Se necesita disciplina para mantenerse constantemente en el camino e incluso volver al camino cuando descarrila.

20 consejos sobre cómo establecer metas en el trabajo

4. Objetivos SMART

¿Qué es un objetivo SMART? 

Las metas SMART representan aspiraciones, planes, objetivos o metas que son específicos, medibles, alcanzables o alcanzables, realistas, relevantes o orientados a resultados y oportunos, basados ​​en el tiempo o limitados en el tiempo.

Esto ayuda a que las metas sean más enfocadas, significativas y orientadas a lograr resultados claros.

Los objetivos SMART definen los objetivos claramente y señalan el camino, los pasos y las acciones que tomarás dentro de un período de tiempo específico para acercarte a tus objetivos.

Los objetivos SMART estimulan el progreso, el desarrollo y el crecimiento. Ayudan a mejorar las cosas.

A continuación te muestro un marco simple para establecer metas SMART:

ESPECÍFICO:
¿Cuál es el objetivo? (El objetivo que quiero es…)

MEDIBLE:
¿Cómo seguiré o mediré mi progreso?
¿Qué hitos tengo que completar?
¿Como lo estoy haciendo?
¿Cómo sabré que he tenido éxito?

ALCANZABLE:
¿Cómo lograré la meta? (Haré lo siguiente…)
¿Dónde trabajaré en la meta? (Lugar donde trabajaré…)
¿Qué artículos necesito? (Recursos y habilidades que necesito…)
¿Qué desafíos podrías enfrentar?
¿Quién trabajará en la meta? (¿Quién hará el trabajo? ¿Con quién colaboraré?…)

RELEVANTE:
¿Por qué quiero lograr este objetivo? (Quiero lograr este objetivo porque…)
¿Puedo hacer este objetivo de principio a fin?
¿Apoya mis otros objetivos o planes?
¿Cuál es el resultado final deseado de este objetivo?

TIEMPO LIMITADO: ¿
Cuándo comienzo la meta? (Cronograma o fecha límite para la meta…) ¿
Cuándo termino la meta?
¿Cuánto tiempo llevará completar la meta?

a. Específico

¿Qué es exactamente lo que pretendes lograr? Tómate un momento para describir el resultado final que deseas.

A continuación, pregúntate por qué deseas lograr el resultado, resalta algunos de los beneficios que debes obtener.

Luego, identifica las habilidades, los recursos y el conocimiento que necesitarás para alcanzar la meta, incluido quién te ayudará a lograr la meta.

Averigua qué acciones necesitarás realizar y secuencia las acciones específicas para obtener la máxima eficiencia y rendimiento de tus esfuerzos.

Además, identifica donde trabajarás o la ubicación para avanzar en tus metas.

La especificidad implica abordar lo que quieres lograr, por qué quieres lograrlo, que harás para lograrlo, cómo lo lograrás, quien lo lograrás, con quien trabajarás, donde harás tu trabajo, qué necesitas para lograr tu trabajo y cuándo completar la meta.

A continuación se muestra un marco simple para hacer objetivos específicos:

  • ¿Qué? (El objetivo que quiero…)
  • ¿Por qué? (Quiero lograr este objetivo porque …)
  • ¿Cuales? (Recursos y habilidades que necesito…)
  • ¿Quién? (Quién hará el trabajo, con quién colaboraré…)
  • ¿Cuándo? (Cronograma o fecha límite para la meta…)
  • ¿Dónde? (Lugar donde trabajaré…)
  • ¿Cómo? (Haré lo siguiente …)

Ejemplo de un objetivo específico

¿Qué? (El objetivo que quiero …) Durante los próximos seis meses, quiero aumentar mis habilidades en MS Excel de nivel intermedio a avanzado para poder hacer análisis financieros y presupuestar mucho más rápido y eficientemente.

¿Por qué? (Quiero lograr este objetivo porque…) Quiero reducir la cantidad de tiempo que dedico a analizar datos financieros y preparar y revisar presupuestos.

¿Cuales? (Recursos y habilidades que necesito…)  Los recursos que necesito son videos en línea en MS Excel y mucha práctica.

¿Quién? (Quién hará el trabajo, con quién colaboraré…) Veré tutoriales en línea y también buscaré recomendaciones de colegas sobre buenos recursos para usar.

¿Cuándo? (Cronograma o fecha límite para la meta…) El cronograma es de seis meses.

¿Dónde? (Lugar donde trabajaré…) Computadora en casa después del horario laboral.

¿Cómo? (Haré lo siguiente…) Dedicaré dos horas por la noche durante los días de semana para ver videos en línea que enseñan diferentes aspectos de MS Excel y hacer ejercicios de práctica con regularidad.

b. Medible

¿Cómo sabrás que has logrado tu objetivo? 

La mensurabilidad trata de cómo cuantificar el resultado final a través de métricas, varas de medir o indicadores que muestran que se ha cumplido el objetivo o se está avanzando hacia el logro de un objetivo.

La cantidad se puede medir en términos de cuánto, cuántas veces, con qué frecuencia, cuánto tiempo, cuánto dinero, cuánto tiempo, etc.

Del mismo modo, puedes utilizar hitos a lo largo del camino para medir el progreso, como tareas diarias o semanales para hacer o completar o lo que harás de forma regular para alcanzar tu objetivo.

En teoría, la suma total de completar todos los hitos equivale al logro de la meta.

Algunas medidas simples de cantidad pueden incluir: número de proyectos completados, número de tareas terminadas, número de nuevos clientes adquiridos, número de plazos cumplidos, número de metas completadas, cantidad de ganancias obtenidas, número de personal nuevo contratado, número de nuevos contratos ganado y número de problemas resueltos.

Otras medidas son: número de quejas atendidas, número de correos electrónicos respondidos, cantidad de gastos reducidos, cantidad de tiempo ahorrado, número de nuevos productos o servicios lanzados, cantidad de ventas, número de errores o errores reducidos, mejora del rendimiento, eficiencia, productividad, nuevas habilidades adquiridas o mejoradas, retroalimentación de los clientes y calidad del trabajo o resultados.

Los métodos para medir cuánto está progresando hacia tus metas consisten en: autoevaluación, usar gráficos o tablas para trazar el progreso, usar una lista de tareas pendientes y marcar los elementos completados y usar recordatorios de calendario.

Otras técnicas de medición consisten en usar aplicaciones para rastrear el progreso, recibir comentarios de otros, encuestas, reuniones de control de actualización de progreso y revisar los objetivos con regularidad y hacer las siguientes preguntas: ¿Dónde estoy ahora? Donde quiero estar ¿Cuál es la brecha? ¿La brecha se está haciendo más pequeña?

c. Alcanzable

¿Cómo lograrás la meta? 

Una vez que hayas visualizado tu objetivo y visualizado el destino, el siguiente paso es desarrollar una hoja de ruta que te permitirá alcanzar tu objetivo.

Crea un plan de acción que identifique los pasos o tareas que debes realizar. Determina cuando comenzarás a trabajar en una tarea específica y también cuando debe completarse cada tarea.

Además, identifica los recursos que serán necesarios para lograr la meta. Del mismo modo, averigua qué habilidades se requerirán.

Identifica donde trabajarás en la meta y con quien colaborarás. Si la meta será realizada por más de una persona, determina con anticipación las responsabilidades de todos.

Tómate el tiempo para describir los posibles desafíos que podrías enfrentar y pensar en posibles soluciones.

En el caso de metas grandes y audaces, es probable que no hayas resuelto todos los pasos de acción con anticipación.

Esto no significa necesariamente que solo debas establecer metas que puedas alcanzar fácilmente. Debería haber algo de espacio para desafiarte a ti mismo a hacer más de lo que actualmente eres capaz de hacer al establecer metas más altas y desafiantes.

Puedes enfrentar fracasos y contratiempos mientras intentas alcanzar tus metas; de manera similar, es posible que tu hoja de ruta original no te lleve a la meta, por lo tanto, es necesario monitorear regularmente tu progreso y, si no te estás acercando a la meta, toma una camino diferente que te llevará al resultado final deseado.

Algunas habilidades que apoyan el logro de metas incluyen planificar, organizar, priorizar, mantener altos estándares de desempeño, colaborar con otros, tener una actitud positiva, decisión, flexibilidad, resolución de problemas, concentración y paciencia.

d. Realista, relevante u orientado a resultados

¿Por qué es importante la meta? 

La razón subyacente para querer lograr una meta sería la fuerza impulsora que te motivará y te impulsará hacia el logro de la meta.

Tus razones para querer alcanzar la meta ayudan a explicar cuán importante es la meta.

Tus razones ayudan a responder preguntas como: ¿Qué pasará si no alcanzas la meta? ¿Cuál es el resultado final del objetivo? ¿Puedo hacer este objetivo de principio a fin? ¿Apoya mis otros objetivos o planes?

e. Oportuna, basada en el tiempo o en un plazo determinado

¿Cuándo completarás la meta? 

Un aspecto crítico de una meta es tener una fecha límite, una fecha de vencimiento, una fecha de finalización o una fecha de finalización.

Una meta SMART debe tener un marco de tiempo que indique claramente cuándo comienza y cuándo termina.

En ausencia de una fecha de finalización, un objetivo puede prolongarse durante mucho tiempo y, de manera similar, no habrá una sensación de urgencia para completar el objetivo.

Además, existe el riesgo de que otros elementos se hagan cargo o se prioricen en lugar del objetivo.

Tener una fecha límite firme ayuda a priorizar el objetivo entre tus otras tareas diarias, semanales o mensuales. Ayuda a estructurar las tareas de apoyo de la meta a realizar de inmediato, hoy, mañana, dentro de una semana, mensualmente, trimestralmente, semestralmente o anualmente.

Simplemente puedes establecer fechas límite respondiendo las siguientes preguntas: ¿Cuándo comienzo la meta? ¿Cuándo termino el gol? ¿Cuánto tiempo llevará completar la meta?

20 consejos sobre cómo establecer metas en el trabajo

5. Ejemplos de objetivos en el trabajo

Los objetivos laborales pueden tener resultados finales como ayudar a desarrollar, mejorar, aumentar, reducir o aprender algo.

A continuación te muestro ejemplos de objetivos en el trabajo, incluidos los objetivos organizacionales y los objetivos profesionales / objetivos de desarrollo profesional:

Objetivos organizacionales

  • Conseguir más clientes.
  • Reduciendo costos.
  • Aumento de beneficios.
  • Incremento de ventas.
  • Mejorar el servicio, la satisfacción y la retención del cliente.
  • Lanzamiento de un producto o servicio.
  • Aventurarse en nuevos mercados.
  • Contratación de más personal de alto rendimiento.
  • Mejorar el compromiso, la moral y la satisfacción de los empleados.
  • Mejorar los procesos y la eficiencia.
  • Mejorar la marca y la visibilidad de la empresa.
  • Incrementar la innovación dentro de la empresa.

Metas de carrera / metas de desarrollo profesional

  • Conseguir un trabajo.
  • Conseguir una promoción.
  • Pidiendo un aumento.
  • Cambiando trabajos.
  • Completando un curso.
  • Mejorando tus habilidades.
  • Aumento de su productividad o rendimiento.
  • Buscando un mentor.
  • Aprendiendo un nuevo lenguaje.
  • Construyendo relaciones laborales / Ampliando su red.
  • Buscando más comentarios.
  • Cambiando carreras.

6. Ejemplos de objetivos SMART para el trabajo

Una vez que hayas establecido un objetivo general, el siguiente paso es convertirlo en un objetivo SMART que agregue más claridad a lo que estás tratando de lograr.

A continuación, te muestro algunos ejemplos de objetivos SMART:

Objetivo general: conseguir un trabajo.

Meta SMART En los próximos seis meses, quiero obtener un puesto de Gerente de marketing en una buena organización en la ciudad de XYZ que me ayudará a crecer en el siguiente nivel de mi carrera y obtener buenos ingresos.

ESPECÍFICO:
¿Cuál es el objetivo? Quiero conseguir un puesto de director de marketing en una buena organización en la ciudad de XYZ.

MEDIBLE:
¿Cómo seguiré o mediré mi progreso? Enviaré 3 currículums específicos cada semana.

¿Cómo sabré que he tenido éxito? Cuando obtengo entrevistas que conducen a una oferta de trabajo.

ALCANZABLE:
¿Cómo lograré la meta? Actualizaré mi currículum vitae y carta de presentación y buscaré trabajos en bolsas de trabajo en línea, sitios web de carreras de empresas, agencias de contratación y me comunicaré con mi red para obtener referencias.

¿Dónde trabajaré en la meta? Trabajaré en la computadora de mi casa por las tardes y los sábados.

¿Quién trabajará en la meta? Trabajaré en la búsqueda de empleo y pediré a familiares y amigos que me informen sobre los puestos adecuados.

¿Qué habilidades y recursos necesito? Un currículum actualizado y una carta de presentación que muestre mis habilidades laborales, logros y el valor que puedo aportar a una empresa.

REALISTA / PERTINENTE:
¿Por qué quiero lograr este objetivo? Quiero crecer en el siguiente nivel de mi carrera hasta un puesto directivo y obtener un buen ingreso de $ XX, 000 por año.

OPORTUNO / CON TIEMPO LIMITADO:
¿Cuánto tiempo llevará completar la meta? Dentro de los próximos seis meses.

Objetivo general: Mejorar mis habilidades comunicativas.

Meta SMARTDurante un período de un año, trabajaré para mejorar mis habilidades para hablar en público para hablar con confianza y presentarme frente a un grupo de personas al inscribirme en un curso de oratoria, practicar y unirme a un grupo de apoyo para hablar en público.

ESPECÍFICO:
¿Cuál es el objetivo? Quiero mejorar mis habilidades para hablar en público.

MEDIBLE:
¿Cómo seguiré o mediré mi progreso? Dirigiré una reunión de equipo cada mes, veré tres videos de oratoria al mes, asistiré a un curso de oratoria y presentaré en una conferencia importante.

¿Cómo sabré que he tenido éxito? Cuando puedo dar discursos y presentaciones públicas con confianza.

ALCANZABLE:
¿Cómo lograré la meta? Me ofreceré como voluntario para dirigir una reunión de equipo al menos una vez al mes. Me inscribiré en un curso de oratoria y me uniré a un grupo de apoyo para hablar en público. Además, veré videos de hablar en público, practicaré y ensayaré, aprenderé de los errores, buscaré comentarios de un mentor y haré una presentación en una conferencia o taller.

¿Dónde trabajaré en la meta? En el trabajo y en casa.

¿Quién trabajará en la meta? Trabajaré hablando en público y colaboraré con un mentor que me guíe.

¿Qué habilidades y recursos necesito? Asistir a un curso de oratoria y poner en práctica los conocimientos adquiridos.

REALISTA / PERTINENTE:
¿Por qué quiero lograr este objetivo? Quiero poder hablar con confianza y presentarme frente a un grupo de personas, conectarme con otros y compartir ideas de manera persuasiva.

OPORTUNO / CON TIEMPO LIMITADO:
¿Cuánto tiempo llevará completar la meta? Un año.

Objetivo general: aumentar los ingresos de la empresa.

Objetivo SMARTaumentar los ingresos anuales de la empresa en un 15% aumentando el número de clientes en 120, reducir la deserción de clientes y mejorar las relaciones con los clientes.

ESPECÍFICO:
¿Cuál es el objetivo? Incrementar los ingresos anuales de la empresa en un 15% aumentando en 120 el número de clientes.

MEDIBLE:
¿Cómo seguiremos o mediremos nuestro progreso? Adquiera 10 nuevos clientes organizacionales cada mes, envíe notas de agradecimiento escritas a mano a cada nuevo cliente y realice encuestas trimestrales a los clientes para averiguar qué les gusta y qué no les gusta a los clientes.

¿Cómo sabremos que lo hemos logrado? Cuando los ingresos aumentan en un 15% al ​​final del año.

ALCANZABLE:
¿Cómo lograremos la meta? Busque referencias de nuestros clientes existentes, ofrezca presentaciones a clientes potenciales, proporcione períodos de prueba gratuitos para clientes potenciales, responda a las solicitudes de los clientes rápidamente, escuche los comentarios de los clientes y supere las expectativas.

¿Dónde trabajaremos en la meta? En la oficina.

¿Quién trabajará en la meta? El departamento de ventas y marketing.

¿Qué habilidades y recursos necesitamos? Venta, marketing y networking.

REALISTA / PERTINENTE:
¿Por qué queremos lograr este objetivo? Rentabilizar la empresa.

OPORTUNO / CON TIEMPO LIMITADO:
¿Cuánto tiempo llevará completar la meta? Un año.

a. Plantilla para escribir metas SMART

Aquí hay una plantilla simple para escribir tus metas SMART

Comienza por escribir tu objetivo general y luego procede a responder las preguntas SMART. Una vez que hayas respondido a todas las preguntas, resume los puntos más importantes para llegar a tu meta SMART.

Plantilla simple para escribir metas SMART

Objetivo general:
Objetivo SMART:

ESPECÍFICO:
¿Cuál es el objetivo?

MEDIBLE:
¿Cómo seguiré o mediré mi progreso?
¿Cómo sabré que he tenido éxito?

ALCANZABLE:
¿Cómo lograré la meta?
¿Dónde trabajaré en la meta?
¿Quién trabajará en la meta?
¿Qué habilidades y recursos necesito?

REALISTA / PERTINENTE:
¿Por qué quiero lograr este objetivo?

OPORTUNO / CON TIEMPO LIMITADO:
¿Cuánto tiempo llevará completar la meta?

20 consejos sobre cómo establecer metas en el trabajo

7. Anotando tu meta

Es útil anotar tu objetivo. Como mínimo, escribir tu meta sirve como un recordatorio de lo que estás tratando de lograr.

Puedes mirar tus metas de vez en cuando para refrescarte y revitalizarte.

Además, escribir tus metas puede ayudarte a pensar en los pasos que debes seguir para lograr tu objetivo.

8. Visualización del resultado final

Se necesita concentración, compromiso, determinación, perseverancia, trabajo duro y resiliencia para que las metas se hagan realidad.

En el camino, puedes enfrentar dificultades, contratiempos y desafíos e incluso encontrarte con personas negativas que frenan tu determinación de lograr tus objetivos.

Visualizar el resultado final ayuda a motivarte a perseverar o perseverar, incluso si lleva mucho tiempo lograr tu objetivo.

9. Dividir las metas en pequeños pasos (mini-goals)

Puede ser abrumador intentar alcanzar una meta de una vez. En cambio, es mejor dividir una meta en una serie de pequeños pasos o mini-goals que debas realizar.

Cada vez que terminas una pequeña tarea, te mueves hacia adelante.

Lograr muchos pequeños pasos ayuda a generar impulso y la sensación de logro te impulsa hacia adelante gradualmente y, finalmente, logras lo que te propusiste hacer.

Reflexiona sobre cada día o cada semana y pregúntate: ¿He hecho algo hoy o esta semana que me ayudará a acercarme a mis metas?

Un paso adicional que puede ayudarte a mantenerte responsable y encaminado es informar a un amigo de confianza que te aliente sobre tu progreso y te recuerde que vuelvas a encaminarte si estás aflojando.

10. Desafíos para lograr los objetivos

Hay muchos desafíos, obstáculos o trampas que podrían impedirte alcanzar tus metas.

Los desafíos pueden ser internos o externos. A continuación, te detallo algunos desafíos que se pueden encontrar al alcanzar las metas:

Habilidades inadecuadas para alcanzar las metas, en las que se queda corto o carece de las habilidades necesarias para alcanzar una meta con éxito.

Burnout: donde estás trabajando duro para lograr la meta y te sientes cansado y agotado por todo el trabajo involucrado.

Falta de entusiasmo: donde has perdido la motivación o el deseo de seguir trabajando en tus objetivos.

Pérdida de impulso: cuando estás trabajando en tus objetivos de manera desordenada o de manera inicial y final, donde hay largos intervalos de tiempo entre acciones que te hacen perder impulso.

Distracciones: donde hay otras cosas que surgen u ocupan tu tiempo o tu mente para que no te concentres completamente en los objetivos.

Duda de uno mismo: cuando no estás seguro o dudas de que puedes alcanzar tus metas o te falta confianza para perseguir una meta con valentía.

Detractores: donde escuchas y te desaniman aquellos que te dicen que no puedes lograr tus metas.

Miedo al fracaso: cuando tienes miedo o te preocupa no tener éxito o no ser capaz de alcanzar tus metas y quedarte atrapado en tu zona de confort.

11. Errores en la consecución de objetivos

Aquí hay algunos errores que pueden obstaculizarte para lograr tus objetivos:

Procrastinación: donde te sientes abrumado por el objetivo y, en cambio, pospones la toma de medidas.

Impaciencia: cuando un objetivo está tardando demasiado en realizarse y, sin embargo, deseas resultados inmediatos. Sin darte cuenta de que se necesita mucho tiempo para lograr tu objetivo.

Falta de planificación: cuando no se ha tomado el tiempo para pensar en los pasos necesarios para lograr el objetivo y está procediendo de manera descoordinada.

Demasiados objetivos: en los que estás tratando de lograr al mismo tiempo y te has extendido demasiado para concentrarte realmente de manera adecuada en el logro de los objetivos.

Darte por vencido: cuando te alejas de la meta y sientes que no puedes alcanzarla, o te rindes cuando enfrentas desafíos.

Metas vagas: donde una meta no está claramente definida y no hay pasos de acción para alcanzar las metas.

Falta de acción: cuando tienes buenos objetivos e incluso los haz escrito, pero no realizas ninguna acción para lograr el objetivo. Otro aspecto de la inacción es esperar el momento adecuado en lugar de hacer algo.

Falta de fechas límite: cuando no hay un período de tiempo específico para finalizar el objetivo y el objetivo se prolonga una y otra vez.

No rastrear el progreso: donde no te tomas el tiempo para mirar hacia atrás y medir los resultados a lo largo del camino.

Inconsistencia: cuando no priorizas el trabajo en tus objetivos y te esfuerzas de manera desordenada.

20 consejos sobre cómo establecer metas en el trabajo

12. Revisar metas y monitorear tu progreso

Una parte importante y necesaria para lograr los objetivos es realizar un seguimiento regular de tu desempeño o monitorear tu progreso.

De vez en cuando evalúa cuánto estás progresando. Compara tu progreso con tu visión e identifica áreas en las que mejorar.

Si no estás encaminado para alcanzar tus metas o si no has logrado un progreso significativo, tómate el tiempo para analizar por qué te estás quedando corto. Pregúntate si continúas por el mismo camino si alcanzarás tu meta.

Averigua qué debes hacer de manera diferente para acercarse a tu objetivo. Al principio, visualizaste tu destino y probaste un camino para llegar allí, si no funciona, prueba con otro camino. 

Puede cambiar la forma de lograr el objetivo o el camino a seguir mientras que el destino sigue siendo el mismo.

Puedes dar un paso más para evaluar los nuevos desafíos que han surgido y cómo enfrentarlos.

Convierte el seguimiento del progreso en un hábito o rutina regular que puedas implicar los siguientes elementos: establecer una meta, establecer hitos, mini-objetivos o mini-goals; crear recordatorios, revisa tu lista de tareas con regularidad, revisar el progreso; hacer los ajustes o mejoras necesarios; seguir trabajando y supervisar los plazos.

Cuanto más te acerques a lograr tus objetivos, mayor será tu entusiasmo y motivación para empujarte a través de la línea de meta.

13. Celebración de los objetivos alcanzados

¿Pasas de un objetivo a otro? Si es así, has una pausa y tómate el tiempo para apreciar y celebrar una vez que logres una meta.

Disfruta del aroma del éxito, vive el momento y disfruta de la satisfacción de lograr lo que te habías propuesto.

Comparte las buenas noticias con familiares, amigos o colegas. Da gracias a las personas que te ayudaron a lograr tus metas.

Haz algo que disfrutes, algo que te haga feliz. Puede ser tan simple como ver una película, tomarte un día libre, salir a cenar o comprarte un regalo.

Celebrar tus metas ayuda a generar positividad, inspiración e impulso para lograr otras metas.

Del mismo modo, tómate el tiempo para reconocer a los demás que hayan logrado tus objetivos: felicítalos y celebra con ellos.

14. Estirar los objetivos

¿Cómo puedes hacer más y mejor? Una meta amplia es una meta mucho más difícil y desafiante. Es un objetivo más difícil de lograr.

Una vez que hayas alcanzado tus metas o si estás constantemente estableciendo y cumpliendo metas, no estaría de más que te fijara metas más desafiantes que realmente te impulsarían a medida que trabajas para lograrlas.

Un simple objetivo extenso podría implicar trabajar para duplicar o triplicar tu producción de trabajo actual.

Los nuevos grandes objetivos podrían requerir que pienses en formas diferentes e incluso mejores de lograr los objetivos, para pensar en nuevas posibilidades. 

Esto podría conducir a la creatividad, la innovación e incluso la eficiencia. También podrías fomentar la reinvención de procesos y la mejora de los procedimientos actuales.

Los objetivos ambiciosos también pueden ser un esfuerzo de equipo mediante el cual un grupo de personal trabaja en conjunto en un gran objetivo o un gran avance ambicioso.

El fracaso es una posibilidad cuando se apunta a metas ambiciosas, sin embargo, no debería frenarlo ni nublar tu perspectiva.

A través del fracaso, de manera similar, puedes aprender qué funciona y qué no y, con suerte, con el tiempo puedes aprovechar para hacer más de lo que funciona para lograr grandes objetivos.

Asimismo, es importante tener en cuenta que no es necesario que logres una meta amplia en un salto gigante, puedes implementar una serie de pequeños pasos para acercarte a tu objetivo.

15. Cómo los gerentes pueden ayudar a los empleados a alcanzar las metas

A continuación, te comparto 11 formas en que los supervisores pueden ayudar a su personal a alcanzar las metas en el trabajo.

  1. Establecer metas: crear metas para el personal y dividirlas en algunos objetivos.
  2. Estar disponible: estar interesado en lo que hace el empleado y aprovechar para escuchar las preocupaciones, sugerencias y triunfos de los empleados.
  3. Proporcionar recursos: garantizar que los empleados tengan los materiales necesarios para realizar su trabajo de manera eficaz.
  4. Controlar regularmente: reunirse con los empleados a intervalos regulares y mantenerse actualizado sobre su desempeño.
  5. Aclarar las expectativas: asegurarse de estar en sintonía con los empleados y aclarar cualquier malentendido.
  6. Dar retroalimentación: tomarse el tiempo para que los empleados sepan cómo lo están haciendo, señalar las áreas en las que lo están haciendo bien y dar elogios / aprecio y resaltar de manera similar las áreas en las que el empleado se ha quedado corto y recomendar acciones correctivas.
  7. Alinear equipos: garantizar que los equipos cuenten con todo el personal, que cada persona comprenda su función en el equipo y que todos trabajen en armonía.
  8. Seguimiento del progreso: seguimiento regular del progreso hacia el logro de los objetivos.
  9. Resolver problemas: ayudar a resolver problemas, desafíos o cuellos de botella que surjan y, de la misma manera, capacitar a los empleados para que resuelvan los problemas por su cuenta.
  10. Medición de resultados: medición de los logros alcanzados frente a las metas establecidas.
  11. Recompensar los logros: tomarse el tiempo para apreciar, reconocer o recompensar a los miembros del personal que han logrado sus metas.
20 consejos sobre cómo establecer metas en el trabajo

Conclusión

Las metas ayudan tanto en la mejora personal como en el desarrollo profesional.

Es importante tener metas claramente definidas desde el inicio del proceso de establecimiento de metas para que puedas canalizar tu energía, enfoque y atención e invertir el esfuerzo adecuado, tomar riesgos calculados y generar o identificar los recursos necesarios para ayudarte a alcanzar tus metas.

De manera similar, los objetivos deberían ayudarte a estirar y aumentar progresivamente tu nivel de habilidad, capacidades y conocimientos.

Cada vez que logres una meta, tómate un tiempo para disfrutar el momento y luego mantén el impulso estableciéndote metas más desafiantes.

Todo está en ti … #TuEresActitud

Nana González

Soy un adicta a la innovación y empresaria con la misión de difundir el pensamiento creativo. He trabajado como consultor de branding, marketing e innovación durante más de 20 años, asociándome con algunas de las compañías más grandes del mundo para ayudar a reinventar sus marcas, dar forma a sus líneas de innovación y sacudir la cultura de su empresa.

Deja una respuesta