Controla el estrés y se feliz

Controla el estrés y se feliz

Usar diversas vías para lidiar con el estrés

Puede parecer que no hay nada que puedas hacer sobre el estrés. Las facturas no dejarán de llegar, nunca habrá más horas en el día y tus responsabilidades laborales y familiares siempre serán exigentes. Pero tienes mucho más control de lo que piensas. De hecho, la simple comprensión de que tienes el control de tu vida es la base del control del estrés.El manejo del estrés se trata de hacerse cargo: de tu estilo de vida, pensamientos, emociones y la forma en que manejas los problemas. No importa lo estresante que parezca tu vida, hay pasos que puedes seguir para aliviar la presión y recuperar el control.Hoy quise escribir sobre este tema, porque por mi falta control de mi vida, el stress casi me gana la partida. Si eres seguidor mío ya debes saber de como va la historia, pero si eres nuevo por “El Mundo de Nana” te lo cuento resumido.Desde el 2009 hasta enero 2017 dormía un promedio de 5 horas SEMANALES (sí, no es un error), comía sin ningún horario, a veces podía estar todo el día bebiendo Coca-Cola  y a eso de las 10pm ya el estomago me hacia ruidos y me comía algo (siempre muy poco nutritivo), trabajaba 20 horas seguidas por día, si a todo esto le sumas que para noviembre 2016 me estafaron y mi empresa anterior se fue a la quiebra quedándome con muchas facturas sin poder pagar. En resumen, me dio un primero aviso con un severo ataque de pánico en enero, y no le di mayor importancia y en febrero me dio un ataque al corazón.

Casi no la cuento, gracias a mi esposo, familia, amigos y mis médicos lograron cambiar mi rutina de vida en su totalidad. No quiero que nadie viva lo vivido por mi, y me siento en la obligación y compromiso de advertirte que el estrés en exceso es un arma mortal.

¿Qué es el estrés?

El estrés es una sensación de estar bajo presión anormal. Esta presión puede venir de diferentes aspectos en tu vida cotidiana. Como una mayor carga de trabajo, un período de transición, un argumento que tienes con tu familia o preocupaciones financieras nuevas y existentes. Puedes encontrar que tienen un efecto acumulativo, con cada factor estresante uno encima del otro.

Durante estas situaciones, puedes sentirte amenazado o molesto y tu cuerpo puede crear una respuesta al estrés. Esto puede causar una variedad de síntomas físicos, cambiar la forma en que te comportas y llevarte a experimentar emociones más intensas.

El estrés nos afecta de varias maneras, tanto física como emocionalmente y en diferentes intensidades. En mi caso estuve 12 meses sin poder llevar mi vida de forma normal, dependía de todos.

los niños ayudan

¿Por qué es tan importante controlar el estrés?

Si vives con altos niveles de estrés, estás poniendo en riesgo todo tu bienestar. El estrés causa estragos en tu equilibrio emocional, así como en tu salud física. Reduce tu capacidad para pensar con claridad, funcionar eficazmente y disfrutar de la vida.

El manejo eficaz del estrés, por otro lado, te ayuda a romper el estrés que tienes sobre tu vida, por lo que puedes ser más feliz, más saludable y más productivo. El objetivo final es llevar una vida equilibrada, con tiempo para el trabajo, las relaciones, la relajación y la diversión, y la capacidad de recuperación para mantenerte bajo presión y enfrentar los desafíos de frente. Pero el manejo del estrés no es único para todos. Es por eso que es importante experimentar y descubrir qué funciona mejor para ti. Los siguientes consejos para el manejo del estrés pueden ayudarte (a mi me funcionaron):

Consejo 1: Identifica las fuentes de estrés en tu vida

El manejo del estrés comienza con la identificación de las fuentes de estrés en tu vida. Esto no es tan sencillo como parece. Si bien es fácil identificar factores estresantes importantes como cambiar de trabajo, mudarse o pasar por un divorcio, identificar las causas del estrés crónico puede ser más complicado.

Es muy fácil pasar por alto cómo tus propios pensamientos, sentimientos y comportamientos contribuyen a tus niveles de estrés cotidianos. Claro, es posible que sepas que estás constantemente preocupado por los plazos de trabajo, pero tal vez sea su demora, en lugar de las demandas reales de trabajo, lo que está causando el estrés.

Para identificar tus verdaderas fuentes de estrés, observa detenidamente tus hábitos, actitud y excusas:

  • ¿Explicas que el estrés es temporal (“solo tengo un millón de cosas sucediendo ahora mismo”) aunque no puedas recordar la última vez que te tomaste un respiro?
  • ¿Defines el estrés como una parte integral de tu trabajo o tu vida hogareña (“Las cosas siempre están de locos por aquí”) o como parte de tu personalidad (“Tengo mucha energía nerviosa, eso es todo”)?
  • ¿Culpas al estrés de otras personas o a eventos externos, o lo ve como algo totalmente normal e inusual?

Hasta que aceptes la responsabilidad del rol que juegas en crearlo o mantenerlo, tu nivel de estrés permanecerá fuera de tu control.

Comienza un diario de estrés

Un diario de estrés puede ayudarte a identificar los factores estresantes comunes en tu vida y la forma en que los enfrenta. Cada vez que te sienta estresado, escríbelo en tu diario. A medida que mantienes un registro diario, comenzarás a ver patrones y temas comunes. Anota:

  • Qué te causó el estrés (adivine si no está seguro)
  • Cómo te sentiste, tanto física como emocionalmente
  • Cómo actuaste en respuesta
  • Lo que hiciste para hacerte sentir mejor

Consejo 2: Practica los #NanaTips del manejo del estrés

Mientras que el estrés es una respuesta automática de su sistema nervioso, algunos factores estresantes surgen en momentos predecibles: su viaje al trabajo, una reunión con su jefe o reuniones familiares, por ejemplo. Al manejar factores estresantes predecibles, puede cambiar la situación o cambiar su reacción. Al decidir qué opción elegir en cualquier escenario dado, es útil pensar en los siguientes 4 #NanaTips: evitar, alterar, adaptar o aceptar.

NanaTips contra el strés

–> Lectura recomendada: POR QUÉ TENER GRATITUD REALMENTE TE HACE UNA MEJOR PERSONA

Cuando estés estresado, lo último que probablemente quieras hacer es levantarte y hacer ejercicio. Pero la actividad física es un gran alivio del estrés, y no tienes que ser un atleta o pasar horas en un gimnasio para experimentar los beneficios. Con el ejercicio liberas endorfinas que te hacen sentir bien y también te puede servir como una valiosa distracción a tus preocupaciones diarias.

ejercicio

Consejo 3: muévete

Si bien obtendrás el mayor beneficio de hacer ejercicio regularmente durante 30 minutos o más, está bien aumentar gradualmente tu nivel de condición física. Incluso con actividades muy pequeñas pueden acumularte en el transcurso de un día. El primer paso es levantarte y moverte.

Aquí hay algunas maneras fáciles de incorporar el ejercicio en tu agenda diaria que a mi me ayudaron:

  • Pon un poco de música y baila alrededor
  • Lleva a tu perro a caminar (si no tienes perro, busca a un amigo)
  • Camina o entra en bicicleta a la tienda de comestibles
  • Usa las escaleras en el hogar o el trabajo en lugar de un ascensor
  • Estaciona tu automóvil en el lugar más alejado del lote y camina el resto del camino
  • Búscate una pareja como compañero de ejercicio y anímense unos a otros mientras hacen ejercicio
  • Juega ping-pong o un videojuego basado en actividades con tus hijos

La magia antiestrés del ejercicio rítmico consciente

Si bien casi cualquier forma de actividad física puede ayudar a reducir la tensión y el estrés, las actividades rítmicas son especialmente efectivas. Buenas opciones incluyen caminar, correr, nadar, bailar, andar en bicicleta, tai chi y aeróbicos. Pero sea lo que sea que elijas, asegúrate de que sea algo que disfrutes, así que es más probable que te quedes con él.

Mientras haces ejercicio, haz un esfuerzo consciente para prestar atención a tu cuerpo y a las sensaciones físicas (y a veces emocionales) que experimentas mientras te mueves. Concéntrate en coordinar tu respiración con tus movimientos, por ejemplo, o observa cómo se siente el aire o la luz solar en tu piel. Agregar este elemento de atención plena te ayudará a salir del ciclo de pensamientos negativos que a menudo acompaña al estrés abrumador.

estar con amigos

Compartir con amigos del alma, son la mejor medicina

Consejo 4: Conectarse a otros

No hay nada más calmante que pasar tiempo de calidad con otro ser humano que te haga sentir seguro y comprendido. De hecho, la interacción cara a cara desencadena una cascada de hormonas que contrarresta la respuesta defensiva de “luchar o huir” del cuerpo.

Es el alivio natural del estrés de la naturaleza (como una ventaja adicional, también te ayuda a evitar la depresión y la ansiedad). Por lo tanto, conviene conectarse regularmente, y en persona, con familiares y amigos.

Ten en cuenta que las personas con las que hablas no tienen que ser capaces de corregir tu estrés. Simplemente necesitan ser buenos oyentes. Y trata de no dejar que las preocupaciones sobre verte débil o ser una carga te impidan abrirte. Las personas que se preocupan por ti se sentirán halagadas por tu confianza. Solo fortalecerá tu vínculo con ese amigo.

Por supuesto, no siempre es realista tener un amigo cerca para apoyarte cuando te sientes abrumado por el estrés, pero al construir y mantener una red de amigos cercanos (por ejemplo, mis amigos virtuales como tú son un gran tesoro para mi) puede mejorar tu resistencia ante los factores estresantes de la vida.

Consejos para construir relaciones

  1. Acércate a un colega en el trabajo
  2. Ayuda a alguien más haciendo voluntariado
  3. Almorzar o tomar un café con un amigo
  4. Pídele a un ser querido que se reúna contigo regularmente
  5. Acompañar a alguien al cine o a un concierto
  6. Llama o envía un correo electrónico a un viejo amigo
  7. Salir a caminar con un compañero de entrenamiento
  8. Programa una cita semanal para la cena
  9. Conoce gente nueva tomando una clase o uniéndote a un club
  10. Confía en un miembro del clero, maestro o entrenador deportivo

Consejo 5: invierte tiempo para divertirte y relajarte

Más allá de un enfoque de toma de control y una actitud positiva, puedes reducir el estrés en tu vida diseñando el tiempo “yo”. No te enredes tanto en el ajetreo y el bullicio de la vida al punto de que te olvides de encargarte de tus propias necesidades. Nutrirte es una necesidad, no un lujo. Si regularmente le dedicas tiempo a la diversión y a la relajación, estarás en un mejor lugar para manejar los factores estresantes de la vida.

Invierte en el tiempo libre. Incluye descanso y relajación en tu horario diario. No permitas que otras obligaciones invadan. Este es su momento para tomar un descanso de todas las responsabilidades y recargar tus baterías.

Haz algo que disfrutes todos los días. Tómate el tiempo para las actividades de ocio que te brindan alegría, ya sea observando las estrellas, tocando el piano o trabajando en tu bicicleta.

Mantén tu sentido del humor. Esto incluye la capacidad de reírte de ti mismo. El acto de reír ayuda a tu cuerpo a combatir el estrés de varias maneras.

Emprende una práctica de relajación. Las técnicas de relajación como el yoga, la meditación y la respiración profunda activan la respuesta de relajación del cuerpo, un estado de descanso que es lo opuesto a la respuesta de lucha de lucha o huida o movilización. A medida que aprendas y practiques estas técnicas, tus niveles de estrés disminuirán y tu mente y cuerpo se volverán más calmados y centrados.

Consejo 6: Administra mejor tu tiempo

La mala gestión del tiempo puede causar mucho estrés. Cuando te estiras demasiado y corres hacia atrás, es difícil mantener la calma y el enfoque. Además, tendrás la tentación de evitar o reducir todas las cosas saludables que deberías estar haciendo para mantener el estrés bajo control, como socializar y dormir lo suficiente. La buena noticia es que hay cosas que puedes hacer para lograr un equilibrio entre el trabajo y la vida más saludable.

No te comprometas demasiado. Evita programar cosas seguidas o tratando de encajar demasiado en un día. Con demasiada frecuencia, subestimamos cuánto tiempo demorarán las cosas.

Priorizar tareas. Haz una lista de las tareas que tienes que hacer y enfréntelas por orden de importancia. Primero haz los artículos de alta prioridad. Si tienes algo especialmente desagradable o estresante que hacer, termínalo pronto. El resto de tu día será más agradable como resultado.

Rompe los proyectos en pequeños pasos. Si un proyecto grande parece abrumador, haz un plan paso a paso. Concéntrarte en un paso manejable a la vez, en lugar de asumir todo a la vez.

Delegar responsabilidad. No tienes que hacerlo todo tú mismo, ya sea en el hogar, la escuela o en el trabajo. Si otras personas pueden encargarse de la tarea, ¿por qué no dejarlas? Deja ir el deseo de controlar o supervisar cada pequeño paso. Dejarás ir el estrés innecesario en el proceso.

dormir

Consejo 7: mantener el equilibrio con un estilo de vida saludable

Además del ejercicio regular, hay otras opciones de estilo de vida saludable que pueden aumentar su resistencia al estrés.

Come una dieta saludableLos cuerpos bien nutridos están mejor preparados para lidiar con el estrés, así que ten en cuenta lo que come. Comienza bien el día con el desayuno y mantén tu energía y la mente clara con comidas nutritivas y equilibradas durante todo el día.

Reduce la cafeína y el azúcar. La cafeína y el azúcar “altos” temporales a menudo terminan con un choque en el estado de ánimo y la energía. Al reducir la cantidad de café, refrescos, chocolate y refrigerios de azúcar en su dieta, se sentirá más relajado y dormirá mejor.

Evite el alcohol, cigarrillos y drogas. Automatizarse con alcohol o drogas puede proporcionar un escape fácil del estrés, pero el alivio es solo temporal. No evite ni enmascare el problema en cuestión; lidiar con los problemas de frente y con una mente clara.

Dormir lo suficiente. El sueño adecuado alimenta tu mente, así como tu cuerpo. Sentirte cansado aumentará tu estrés porque te puede hacer que pienses de forma irracional.

CHA CHA CHAIR – Coca Cola from Paloma López Pérez on Vimeo.

Consejo 8: aprende a aliviar el estrés en el momento

Cuando estás agotado por tu viaje diario a la mañana, atrapado en una reunión estresante en el trabajo o frito por otra discusión con tu pareja, necesitas una forma de controlar tus niveles de estrés en ese momento. Ahí es donde entra en juego el alivio rápido del estrés. MIRA ESTE VÍDEO, te prometo que marcará tu vida.

La forma más rápida de reducir el estrés es respirando profundamente y utilizando los sentidos (lo que ve, escucha, prueba y toca) o mediante un movimiento relajante. Al ver una foto favorita, oler un aroma específico, escuchar una pieza musical favorita, saborear un chicle o abrazar a una mascota, por ejemplo, puedes relajarte y enfocarte rápidamente. Por supuesto, no todos responden a cada experiencia sensorial de la misma manera.

La clave para el alivio rápido del estrés es experimentar y descubrir las experiencias sensoriales únicas que funcionan mejor para ti.

Incluye tu Cha-Cha Chair y ríete de la vida.

TQM
Nana

Firma del blog de Nana