7 estrategias que todos los gerentes pueden usar para mejorar las habilidades de comunicación

7 estrategias que todos los gerentes pueden usar para mejorar las habilidades de comunicación

Los buenos gerentes también son buenos comunicadores. Después de todo, es imposible convertir la estrategia en acción a menos que puedas conectarte con tu personal, alentándolos, inspirándolos y escuchando sus inquietudes.

Desafortunadamente, no todos los gerentes son buenos gerentes. Y la incapacidad de ser un líder eficaz a menudo puede provenir de habilidades de comunicación deficientes.

En una encuesta que realizamos, preguntamos a los trabajadores qué habilidades creían que su gerente necesitaba mejorar. La respuesta principal, citada por el 30% de los trabajadores, fue “comunicación y diplomacia”.

Un porcentaje aún mayor de profesionales milenarios (36%) dijo que sus jefes necesitan mejorar la comunicación y ser más diplomáticos.

7 estrategias que todos los gerentes pueden usar para mejorar las habilidades de comunicación

Aquí hay algunas estrategias que los nuevos gerentes y líderes experimentados pueden usar para ayudar a mejorar sus habilidades de comunicación:

escribirles

1. Obtener retroalimentación honesta

Este primer paso puede ser difícil, pero necesitas descubrir qué piensan realmente los demás acerca de tus habilidades de comunicación.

Solicita a tu personal, colegas y supervisores que compartan una evaluación franca de tus habilidades de redacción, expresión oral y presentación. Explícales que deseas refinar estas habilidades cruciales y agradecerías todas las críticas constructivas.

Si sientes que tus empleados pueden dudar en proporcionar comentarios porque temen repercusiones negativas, considera en realizar una encuesta de forma anónima y online.

 

2. Conoce a tu audiencia

Un tamaño no se ajusta a todos cuando se trata de una comunicación efectiva. Los buenos líderes entienden las diversas necesidades de su personal y adaptan sus mensajes en consecuencia.

Por ejemplo, los empleados de la generación Z pueden querer comentarios frecuentes pero informales en persona, mientras que los empleados de un boomer pueden preferir recibir correos electrónicos y asistir a reuniones mensuales de contacto.

conoce a tu audiencia

3. Hacer un esfuerzo extra en tiempos de crisis

La buena comunicación es especialmente crítica durante los grandes esfuerzos, como una fusión. Pero pueden ser tentador, con todo lo que tienes que hacer, es evitar los “no esenciales”, como las reuniones individuales y las actualizaciones del personal.

Sin embargo, un momento de cambio es el momento preciso para mantener a las personas más informadas.

Él no hacerlo puede llevar a frustración, confusión y baja moral. Por lo tanto, convierte la comunicación del personal en un aspecto no negociable de la gestión de proyectos y cambios.

4. Escuchar más (y más de cerca)

Escuchar es una habilidad crítica que todos los profesionales deben dominar, pero especialmente los gerentes.

Los miembros de tu personal deben saber qué tomarás en serio tus preocupaciones cuando tengan algo en mente o si tienen preguntas. Pero si eres el único que está hablando todo el tiempo, no puedes sintonizarte con ellos.

Escuchar de forma activa significa prestar a la otra persona toda su atención, anotar sus señales no verbales y concentrarse en sus palabras en lugar de formular una respuesta en silencio mientras le hablan.

estar cuando te necesiten

5. Estar disponible

En esta era de espacios de oficinas abiertas y trabajos remoto, una política literal de “puertas abiertas” puede no ser relevante.

Sin embargo, el concepto de mantener la puerta abierta a la comunicación sigue siendo muy aplicable en el lugar de trabajo moderno.

Ser un jefe accesible, tanto física como digitalmente. Ofrece a tus empleados muchas opciones para comunicarse contigo, como persona, por correo electrónico, WhatsApp o teléfono.

Sobre todo, asegúrate de que los miembros de tu equipo se sientan bienvenidos y no como sí los estuvieras interrumpiendo.

6. Pintar el cuadro grande

Siempre que te sea posible, ayuda a las personas a comprender la conexión entre sus funciones y los objetivos estratégicos más amplios de la organización. El compromiso y la productividad aumentan cuando los empleados conocen sus asuntos laborales.

Algunas preguntas que podrían querer abordar incluyen: ¿Cómo encajan tus empleados en la organización? ¿Cuáles son los objetivos claves para los cuales todos los miembros del equipo deben trabajar? ¿Y cómo sus contribuciones ayudan específicamente al negocio a alcanzar esos objetivos?

comunicarte

7. Abrazar la conversación directa

La investigación realizada por nuestra empresa muestra que los trabajadores valoran la integridad por encima de todos los demás rasgos en los líderes empresariales. Por lo tanto, asegúrate de que la calidad brille en todas las interacciones con tu personal.

Puedes ser tentador suavizar los mensajes difíciles o pasar por alto los hechos cuando quieres ayudar a tus empleados a sentirse seguros y motivados.

Sin embargo, es probable que tales tácticas, por muy buenas que sean, sean contraproducentes a tiempo. Y si tus empleados no confían en ti, la comunicación se romperá por completo y la moral caerá en picada.

Hablar directamente es difícil, pero la sinceridad es una estrategia de comunicación mucho mejor que ser vaga o demasiado prometedora.

La comunicación efectiva es una frase sobreutilizada, pero hay una razón para ello: es un requisito absoluto para los líderes de hoy en día, y un conjunto de habilidades que muchos ejecutivos necesitan mejorar.

El mundo de nana

Nana González

Soy un adicta a la innovación y empresaria con la misión de difundir el pensamiento creativo. He trabajado como consultor de branding, marketing e innovación durante más de 20 años, asociándome con algunas de las compañías más grandes del mundo para ayudar a reinventar sus marcas, dar forma a sus líneas de innovación y sacudir la cultura de su empresa.

Deja un comentario

Cerrar menú
×
×

Carrito