16 formas de causar una buena primera impresión

En este artículo destaco algunos consejos sobre cómo causar una buena primera impresión.

Lo primero que hay que hacer para dar una buena primera impresión es vestirte adecuadamente para la ocasión correcta.

Lo siguiente es tomarte en serio el buen aseo en términos de cabello bien peinado, uñas recortadas, ropa limpia, etc. Luego entran en juego las señales verbales y no verbales que emites.

¿Cómo te sientas o te paras? ¿Qué estás diciendo tu postura? ¿Como hablas? ¿Eres demasiado fuerte, demasiado suave o tienes la cantidad justa de entonación o proyección de voz? ¿Estás hablando sin parar sin dejar que otros hablen?

¿Estás callado y no dices una palabra? ¿Qué expresiones faciales estás proyectando? ¿Estás sonriendo o frunciendo el ceño? ¿Qué emociones hay dentro de ti? ¿Tus emociones se están «filtrando»?

16 formas de causar una buena primera impresión

1. Vístete apropiadamente según la ocasión

Diferentes ocasiones dictan el tipo de vestimenta necesaria, como vestirte para una entrevista, ir al trabajo, asistir a una boda, una cita para cenar, etc.

Cómo vestirte bien y cómo vestirte para impresionar son dos habilidades que ayudan a dar una primera impresión positiva.

Vestirte bien incluye comprender bien la forma de tu cuerpo y qué tipo de ropa te hace verte y sentirte bien.

Puedes vestirte para impresionar usando ropa que te queda bien, ropa que favorece tu cuerpo y ropa que sea cómoda.

Expresa tu singularidad a través de colores, estampados, patrones, diseños, etc. Adorna algunos accesorios que complementen tu apariencia general.

Al comprar ropa, compra atuendos de buena calidad que puedan durar mucho tiempo y se mezclen con otros atuendos para crear looks diferentes.

Conoce y se consciente de las tendencias de la moda y decide qué tendencias adoptarás y cuáles ignorarás.

«Usar la vestimenta adecuada para cualquier ocasión es una cuestión de buenos modales». – Loretta Young

2. Prepárate bien

Un buen aseo se trata de cuidar lo básico, como el cabello bien peinado, afeitado, ducha fresca, aplicación de desodorante, humectante, perfume, maquillaje, cepillado de dientes, uso de enjuague bucal según sea necesario, uñas limpias, zapatos bien lustrados y limpios.

En resumen, una buena preparación implica asegurarte de que el empaque que eres tu esté envuelto para regalo y bien armado.

“El buen aseo es integral y el estilo impecable es imprescindible. Si no te ves bien, nadie querrá darte tiempo ni dinero «. – Daymond John

3. Camina con confianza, párate derecho y erguido

Tu postura puede indicar fuerza o debilidad. La forma en que caminas y te pones de pie puede causar una buena o mala impresión.

Para causar una buena impresión, camina con un propósito, camina cómodamente y con confianza. Evita verte nervioso, inseguro o tener una postura encorvada.

Parte de caminar erguido comienza con vestirte bien con ropa cómoda, usar zapatos que te queden bien y alimentar tu mente con pensamientos positivos cálidos.

Mantén la cabeza erguida, los hombros rectos, camina rápido con energía y mira hacia donde te diriges.

También puedes practicar como caminar erguido en privado hasta que domines un ritmo que puedas llamar tuyo.

“Independientemente de cómo se sienta por dentro, siempre trate de parecer un ganador. Incluso si está atrasado, una mirada sostenida de control y confianza puede darle una ventaja mental que resulta en la victoria «. – Diane Arbus

4. Sonríe

Una sonrisa real crea calidez, simpatía y buenos sentimientos. 

Sonreír denota placer, por lo que también puedes sonreír como una gran persona por primera vez y decir genuinamente «Estoy encantado de conocerte».

Sonreír alegrará tanto a ti como a la otra persona. Harás que la conversación sea mas fluida y agradable. También ayudarás a derribar barreras.

Cuando sonríes, te ve mas accesible, rompes las defensas incorporadas, abre la conversación y ayudas a construir relaciones.

Las personas que sonríen genuinamente también parecen seguras y dignas de confianza y las atraen.

Los beneficios de sonreír y reír incluyen: reducir el estrés, mejorar tu estado de ánimo y el de los demás, relaciones más felices, interacciones joviales, realizar más trabajo y una sensación general de tranquilidad y satisfacción personal.

«Una sonrisa es una curva que rectifica todo.» – Phyllis Diller

5. Mantén el contacto visual

Puedes causar una buena primera impresión si mantienes el contacto visual con las personas cuando las conoces por primera vez.

Mirar a alguien a los ojos mientras habla transmites el mensaje de que estás interesado en lo que está diciendo y estás prestando total atención.

Calienta a la otra parte y se siente honrada y respetada. Les anima a seguir hablando.

Al mismo tiempo, mantener el contacto visual no implica una mirada fija constante en la que miras a los ojos de alguien.

En su lugar, debes tener un movimiento fluido donde puedas mirar de un ojo a otro o mirar hacia otro lado de forma natural y luego volver a mirar a la persona.

Mantener un buen contacto visual viene con un poco de práctica. La conclusión es que debes sentirte y parecer relajado.

No debes parecer poco sincero, ensayado o incómodo. El objetivo final es saber cómo establecer un contacto visual suave y genuino.

Cuando hables con más de una persona, haz el esfuerzo de mirar a cada persona y no concentrarte en una sola.

«Como te dirá cualquier orador, cuando te diriges a un gran número de personas desde un escenario, intentas hacer contacto visual con la gente del público para comunicar que eres accesible e interesado en ellos». – Simon Mainwaring

16 formas de causar una buena primera impresión

6. Ofrece un apretón de manos firme

Un apretón de manos te ayuda a conectarte con la otra persona. Un apretón de manos firme es impresionante. Deja una impresión en la otra persona.

El arte de un buen apretón de manos implica hacer el contacto correcto y aplicar la cantidad justa de apretón o presión, ni demasiado ni muy poco, es decir, no débil ni flácido y tampoco aplastamiento de huesos.

Dale la mano cuando conozcas a alguien y cuando te vayas. Ponte de pie cuando le estreches la mano a alguien. Mantén el contacto visual y sonríe.

Saluda a la otra persona mientras le estrechas la mano mientras se presenta o mientras la otra persona te presenta.

Dar la mano durante unos segundos con al menos dos o tres movimientos hacia arriba y hacia abajo.

«Para construir su propia imagen, debe unirse al club de sonrisas, apretones de manos firmes y cumplidos». – Zig Ziglar

7. Se cortés

El diccionario Merriam-Webster define cortés como «tener o mostrar un comportamiento respetuoso y considerado con otras personas».

Ser cortés no solo se puede aplicar a las interacciones cara a cara, sino también a otras formas de comunicación, como la comunicación escrita: un correo electrónico, una publicación en las redes sociales, un tweet, un mensaje de texto, etc.

Existen numerosas formas de demostrar cortesía, como: poner su teléfono en vibración durante las conversaciones, escuchar atentamente a los demás y no mirar su teléfono cuando se habla con alguien, enviar un RSVP cuando se le invita a eventos y no hablar en voz alta por teléfono en público.

Otras formas de cortesía incluyen responder a los mensajes de manera oportuna, dirigirse a las personas adecuadamente con sus títulos, evitar poner excusas o culpar a los demás, practicar la cortesía común, saludar a los demás, hacer preguntas abiertas, usar un lenguaje adecuado, no murmurar a los demás y estar feliz por otros éxitos.

Los buenos modales también se demuestran al no permitir que las circunstancias externas cambien tu actitud, ayudar a los demás, disculparte cuando cometes errores, respetar el tiempo y el espacio de otras personas, tener tacto, ser susceptible de enseñanza, escuchar las opiniones de los demás y ser cooperativo.

La cortesía también se puede extender mientras conduces: en la carretera deja que otros pasen, indica cuándo estás girando o cambiando de carril y se cortés con los demás conductores y peatones.

“Ser cortés y agradecido hará que la gente se sienta más inclinada a ayudarte. Y si la gente está dispuesta a ayudarlo, es posible que accidentalmente obtenga algo que desea «. – Jason Sudeikis

8. Se optimista y positivo

Mantenerte optimista y positivo puede hacerte querer por los demás y causar una impresión favorable.

Especialmente si eres capaz de mantenerte calmado y positivo durante situaciones estresantes y desafiantes, esto puede diferenciarte de la multitud.

Hay muchas maneras de ser positivo, entre ellas: practicar viendo las posibilidades en cada desafío, anticipar los contratiempos siempre que sea posible y tomar medidas, hablar en un lenguaje positivo y edificante, proyectar confianza, no compararse con los demás y no dejarse retener por lo que sea.

Otras formas de ser positivo y optimista incluyen practicar la gratitud, aceptar y saber que habrá obstáculos en la vida y estar de acuerdo con eso, tener amigos positivos, tomar una decisión para mejorar tu vida y dar pequeños pasos para lograrlo.

Se positivo al relajarte, jugar, hacer ejercicio, probar cosas nuevas, conocer gente nueva, disfrutar de la naturaleza y el aire libre, inspírate en los demás y dar pequeños pasos para lograr lo que deseas.

Se positivo teniendo pasatiempos que alegren tu día, escuchando música, visualizando tu éxito, ayudando a los demás, practicando el diálogo interno positivo y sin ser crítico contigo mismo, y finalmente riéndote y divirtiéndote.

«Si quieres ser positivo, optimista y apasionado, debes asumir la responsabilidad de serlo». – John C. Maxwell

9. Se genuino

Muchas personas en la vida se sienten presionadas a subirse al tren de la conformidad. 

Hacer lo que todos están haciendo y actuar como todos los demás, pero la víctima somos nosotros mismos cuando terminamos sufriendo por dentro y sintiéndonos resentidos.

Tal vez tuviste una buena idea que presentar, pero vacilaste porque harías temblar el barco.

Ser genuino implica ser directo en tu comunicación y entregarla con tacto, estar presente, involucrado y comprometido durante las conversaciones y no estar distraído.

Algunas de las razones por las que surgen sentimientos de no ser genuinos incluyen cuando nos esforzamos demasiado por complacer a los demás, nos preocupamos tanto por lo que otras personas piensan, luchamos por ser perfectos y la búsqueda interminable del perfeccionismo, comparándonos con los demás y sintiendo de quedarse cortos, evitar conflictos, tratar de protegernos del rechazo, buscar atención y miedo a las críticas.

Puedes causar una buena impresión aprendiendo a lidiar cómodamente con los altibajos de la vida, siendo más amoroso y perdonador con nosotros mismos y los demás, sin juzgar a los demás, dejando de lado los prejuicios y las nociones preconcebidas y compartiendo con confianza tus ideas y opiniones con los demás

Otras formas de ser genuino incluyen reírte de ti mismo, apreciarte a ti mismo, mantener u compromiso contigo y con los demás, aspirar a algo en tu vida, escuchar tus instintos, conocer tus gustos y disgustos y cómo compensarlos, construir relaciones saludables, y apreciando y apoyando a los demás.

“El buen gusto genuino consiste en decir mucho en pocas palabras, en elegir entre nuestros pensamientos, en tener orden y disposición en lo que decimos y en hablar con serenidad”. – Francois Fenelon

10. Se asertivo y seguro de ti mismo

Puedes causar una buena impresión si tienes confianza en ti mismo y seguridad en ti. La forma en que te comportas lo dice todo.

Habla con confianza y deja que tu voz sea escuchada. Nadie sabrá lo que está en tu mente a menos que lo digas.

Practica pensar con anticipación antes de encontrarte con situaciones y repasa mentalmente cuál será tu curso de acción o tus puntos de discusión.

Puedes hablar con claridad, autoridad y, al mismo tiempo, ser respetuoso.

Se siempre considerado con los sentimientos de otras personas. 

Esfuérzate por leer a la otra persona para comprender sus sentimientos y su comportamiento, pero ten en cuenta que tu no eres responsable de cómo se sienta o actúe.

Un área en la que se muestra la confianza en uno mismo es cuando se le da un cumplido o se le agradece por hacer algo.

Acepta el cumplido amablemente y agradécele a la persona. Piensa bien en ti mismo.

Una persona segura de sí misma conoce sus limitaciones y debilidades y no tiene miedo de pedir ayuda cuando sea apropiado.

Además, aceptar los propios errores, reconocerlos y aprender de ellos es una señal de confianza en uno mismo.

Enfrentar problemas y desafíos y descubrir cómo resolverlos y realmente actuar demuestra confianza en uno mismo.

“Podemos decir lo que tengamos que decir. Podemos decir lo que pensamos con suavidad, pero con firmeza. No necesitamos ser críticos, sin tacto, culpables o crueles cuando decimos nuestras verdades ” – Melody Beattie

11. Recuerda el nombre de la otra persona.

Una forma clásica de causar una buena primera impresión es recordar los nombres de las personas, especialmente si conoces a varias personas por primera vez, luego se presentan e inmediatamente recuerdas los nombres de todos; seguramente causarás una impresión favorable.

Puedes referirte a cada persona por su nombre con moderación durante el curso de la conversación.

Recordar los nombres de las personas demuestra que estás atento. 

También facilita las conexiones y las interacciones. Entonces, ¿por qué la gente olvida los nombres fácilmente?

A veces, incluso después de que alguien acaba de decirte su nombre, de alguna manera se vuelve difícil recordar el nombre.

Algunos pasos para recordar los nombres de las personas incluyen decir el nombre en voz alta en una oración tan pronto como alguien te diga su nombre, repetir el nombre conscientemente en tu mente y hacer un esfuerzo deliberado para recordarlo, y vincular el nombre a un hecho sobre la persona como tal. como lo que hacen o les gusta.

Si es posible, puedes escribir rápidamente el nombre en tu teléfono o notas para recordarlo. Mejor aún, si puedes intercambiar tarjetas de presentación que serían aún más útiles.

También puedes pedirle cortésmente a la persona que repita su nombre y esta vez esté súper alerta para recordarlo.

«Siempre me cuesta recordar tres cosas: rostros, nombres y … no puedo recordar cuál es la tercera cosa». – Fred Allen

16 formas de causar una buena primera impresión

12. No interrumpas a los demás mientras hablan.

A nadie le gusta que lo interrumpan cuando está hablando, pero muchas personas son culpables de interrumpir en un momento u otro.

Interrumpir puede hacer que la conversación se mueva en una dirección diferente, resultar en la pérdida del hilo del pensamiento y puede conducir a una situación en la que dos personas estén hablando al mismo tiempo.

Interrumpir transmite una serie de connotaciones negativas que incluyen falta de respeto, indiferencia, impaciencia, desprecio, molestia y muchas otras.

Por otro lado, las personas que interrumpen pueden no darse cuenta de que lo estaban haciendo y simplemente estaban tratando de contribuir de manera significativa a la discusión. Sin embargo, las interrupciones continuas pueden ser desagradables.

La cura más fácil es no interrumpir en primer lugar. Si ejerces tu fuerza de voluntad y moderación, es posible evitar las interrupciones.

Decide escuchar atentamente y absorber la información que la otra persona te está diciendo y lanzarte a la discusión solo después de que hayan terminado de hablar.

“No puede haber mayor descortesía que interrumpir a otro en la corriente de su discurso”. – John Locke

13. Proyecta bien tu voz

Relájate, respira con facilidad, siéntate o párate derecho en una posición en la que te sientas cómodo hablando y habla más despacio.

No tengas miedo de hacer pausas, de hecho, cuando las pausas se colocan adecuadamente, ayudan a que el mensaje cale mejor.

Puedes practicar la proyección de tu voz grabándote para escuchar cómo suenas en diferentes rangos de voz. ¿Cómo suena cuando tu voz es baja, en un tono medio o alto?

¿Qué tan cómodo te sientes? ¿Durante cuánto tiempo puedes mantener tu voz a diferentes volúmenes? ¿Puedes hablar con naturalidad o suenas diferente?

En última instancia, el objetivo principal de la proyección de voz es garantizar que se te escuche con claridad y que tu mensaje se entregue en el tono adecuado.

La proyección de voz es especialmente valiosa durante las reuniones de grupo y cuando se da un discurso frente a una audiencia.

Dos consejos para hablar en público con eficacia son hablar más despacio y mantenerse hidratado: bebe agua antes y durante el discurso según sea necesario.

Proyectar bien tu voz le da confianza y apoya la entrega efectiva de tu mensaje.

Incluso en las conversaciones uno a uno, el uso del volumen, alto o bajo, se puede usar de manera efectiva para enfatizar un punto.

“Tienes que conocer tu voz y sus puntos fuertes y aprovecharlos. Me tomó bastante tiempo «. – Glenn Tipton

14. Escucha el doble de lo que hablas

La capacidad de escuchar bien afecta la forma en que los demás te perciben.

Las personas aprecian a alguien que les presta toda su atención cuando hablan contigo. 

Se sienten más cómodos hablando contigo y es probable que se entretengan hablando contigo nuevamente en el futuro.

Algunos consejos para escuchar atentamente a alguien incluyen:

  • Demostrar comprensión a través de señales no verbales, como asentir con la cabeza cuando sea apropiado.
  • Mantener el contacto visual.
  • Haciendo preguntas abiertas genuinas.
  • Eliminando otras distracciones en tu mente y en el entorno circundante.
  • No emitir ningún juicio.
  • Amabilidad.
  • Contribuyendo a la conversación.
  • No tener miedo al silencio durante las conversaciones.

Los apagones durante la escucha incluyen realizar múltiples tareas, no hacer contacto visual, concentrarte en las distracciones externas, parecer aburrido, distraído, impaciente o desinteresado, interrogar a alguien con preguntas interminables y el tono de voz utilizado.

“Tenemos dos oídos y una boca para poder escuchar el doble de lo que hablamos. ”- Epicteto

15. Demuestra comprensión parafraseando

Crea una buena relación repitiendo con tus propias palabras lo que acabas de escuchar.

Esto le muestra a la otra parte que estás prestando atención y le ofreces la oportunidad de aclarar cualquier cosa que hayas entendido mal.

Parafrasear ayuda a capturar los puntos claves en una conversación y hacer preguntas para aclarar áreas en las que necesitas una mejor comprensión o más información. 

Aumenta tu comprensión y absorción de la información.

Repetir un breve resumen de lo que acabas de escuchar transmite interés en la discusión y también ayuda a que la conversación se desarrolle sin problemas. 

Animas a la otra persona a sentirse escuchada, respetada y a seguir hablando.

Es esencial tener en cuenta que la paráfrasis debe hacerse con prudencia y moderación; usa tu mejor juicio en todo momento. 

Si la paráfrasis es exagerada, rápidamente puede irritar a los demás.

«Para comunicarnos de manera efectiva, debemos darnos cuenta de que todos somos diferentes en la forma en que percibimos el mundo y usar este entendimiento como una guía para nuestra comunicación con los demás». – Tony Robbins

16. Resiste la tentación de terminar las oraciones de otras personas.

Intentar terminar las oraciones de alguien puede ser desagradable porque envía señales incorrectas como: No puedo esperar a que termines de hablar, ve al grano rápidamente; te estás demorando demasiado, ya sé lo que querías decir ¡Cállate!.

Quiero guiar y controlar tu proceso de pensamiento o controlar las conclusiones, mis palabras son más importantes que las tuyas, etc.

Si bien puede parecer un comportamiento inofensivo y es posible que realmente tenga buenas intenciones, como estar muy involucrado en la discusión, terminar las oraciones de otras personas con regularidad puede volverse irritante y condescendiente.

No hará que las personas con las que estás hablando le agrade.

También puedes crear situaciones tensas y vergonzosas en las que habías asumido que alguien quería decir una cosa, pero en realidad quería decir algo más y ahora se encuentra en la situación incómoda de tener que corregirte y aclarar lo que iba a decir.

Practica permanecer en silencio, respirar profundamente y contener las palabras hasta que estés seguro de que la otra persona ha terminado de hablar por completo.

Demuestra respeto y paciencia al escuchar pacientemente lo que se dice y no tratar de interrumpir o terminar la conversación a tu propio ritmo.

«La mayoría de las personas exitosas que he conocido son las que escuchan más que hablan». – Bernard Baruch

Todo está en ti … #TuEresActitud

Nana González

Soy un adicta a la innovación y empresaria con la misión de difundir el pensamiento creativo. He trabajado como consultor de branding, marketing e innovación durante más de 20 años, asociándome con algunas de las compañías más grandes del mundo para ayudar a reinventar sus marcas, dar forma a sus líneas de innovación y sacudir la cultura de su empresa.

Deja una respuesta