Proceso de Mentoring 1 + 1

1.200,004.800,00

Este servicio consta de la contratación de un mentor durante un período mínimo de 3 meses y máximo de 12 meses.

El mentee debe tener claro cuál es el área que desea trabajar, así como los objetivos que persigue a nivel profesional.  El mentor es responsable de guiar al mentee en la consecución de resultados tangibles en los plazos que se definan; a través de una metodología y estructura que implica el cumplimiento de las asignaciones.

Las sesiones puedes ser semanales o quincenales, dependiendo de los objetivos y tiempos deseados por cada mentee.

Limpiar
SKU: N/D Categoría:

Descripción

En una relación de mentoring 1+1, muchos mentees pueden cometer el error de asumir que la responsabilidad recae en el mentor de preparar el programa y la agenda para las reuniones.

¡Error!

El propósito principal de la relación de mentoría es ayudar al desarrollo del mentee. Por lo tanto, es el mentee que debe ser proactivo y ayudar a crear una agenda y una relación que refleje los tipos de objetivos que le gustaría lograr al termino del proceso de mentoring 1+1.

Los mentores están ofreciendo su valioso tiempo a sus mentees. Es responsabilidad del mentoreado aprovechar al máximo ese tiempo (piensa que «Tu obtendrás lo que pagas» ).

En una entrevista que realicé hace menos de 1 año a una mentora que tiene mas de 30 años apoyando a diversos mentees. Me detalló una experiencia que desafortunadamente no fue una experiencia positiva.

Ella dice que su mentee llegó a la primera reunión sin preparar nada. Ella sintió que su tiempo había sido subestimado por el mentoreado. “Sentí como ella no le daba importancia a la relación, no había preparado nada. Creo que es responsabilidad del mentee hacer su tarea para entender los antecedentes, la experiencia y el valor del mentor, y pedir lo que necesitan».

Entonces, ¿cómo te preparas para tu reunión con tu mentor? Aquí hay 6 consejos para ayudarte a comenzar tu relación de mentoría con el pie derecho:

1. Estar preparado

Prepárate para tu reunión sobre lo acordado y con un tema para discutir que sea importante para ti. Siempre hay algo que discutir, debido que los eventos han ocurrido entre la reunión actual y la última. El tema no tiene que ser monumental, a veces las cosas simples pueden conducir a grandes discusiones y perspectivas.

2. Piensa en compromiso.

El contacto regular y continuo es uno de los bloques de construcción más importantes para una mentoría exitosa. Ponte de acuerdo con tu mentor para reunirse de manera regular y continua y evita cancelar citas.

3. Da y conseguirás mas.

Los mentees generalmente no preguntan cómo se ha beneficiado el mentor de la relación. Tómate el tiempo para compartir ejemplos y decir «gracias» en alguna ocasión, y a menudo encontrarás que el mentor te dará más sin tener que preguntar. Compartir cómo un mentor ha sido útil en el pasado le brinda orientación sobre cómo ser útil en el futuro.

4. Mantener las expectativas realistas.

Las suposiciones o expectativas no declaradas pueden descarrilar fácilmente una relación. Para evitar esto, tú y tu mentor deben discutir vuestras expectativas de cada uno y de la relación. Por ejemplo, acuerden con qué frecuencia se reunirán o en qué áreas trabajarás.Cuando haya un cambio en las expectativas, no lo pases por alto. Las relaciones crecen y cambian, al igual que las expectativas, por lo que aquellas acordadas al principio pueden no ser las mismas mas adelante. Ten conversaciones periódicas para discutir las expectativas mutuas.

5. Es arriesgado, pero es saludable .

Una relación de mentoría no tiene el propósito de hacer que te sientas cómodo con donde estás. Debería desafiarte tanto profesional como personalmente. Esto no puede suceder a menos que estés dispuesto a tomar riesgos. ¿Qué tipo de riesgos? Todo lo que tenga sentido, pero cosas como discutir tu falta de confianza, desafiar a un mentor en un tema, probar algo completamente fuera de tu zona de confort son todo ejemplos: Tomar riesgos es una parte integral del crecimiento y el bienestar. Entonces, al tomar riesgos, ¡en realidad te estás volviendo más saludable!

6. No tengas miedo del silencio de tu mentor .

Estás en una sesión de mentoría y parece que te has quedado sin cosas que decir, y tu mentor no te está ayudando porque todo lo que él o ella están haciendo es quedarse callado. ¡Esto es una cosa buena! El silencio de tu mentor te invita a investigar más profundamente en lo que piensas, y es una oportunidad para compartir más profundamente la relación. En esta situación, puedes hacer una pausa y mira en tu interior para tratar de comprender lo que te preocupa de inmediato o en tu mente y compártelo con tu mentor. Las posibilidades de lo que puede pasar son infinitas.

 

Tareas, logística, emociones. Todos estos son aspectos importantes de la preparación de tus reuniones y tu relación con tu mentor. Ahora, si realmente deseas «WOW» tu mentor, descarga nuestro eBook gratuito «EN BUSCA DE TI … MI MENTOR» y léelo antes de empezar la primera sesión de mentoría.

¡Tú y tu mentor pueden trazar un plan de mentoría juntos y nadie puede acusarlos de asistir a vuestra próxima reunión de mentoría sin estar preparado! 

Información adicional

Duración de la mentoría

3 meses, 6 meses, 9 meses, 12 meses