Tips sobre la socialización empresarial

Saber qué es apropiado al socializar … y qué no. Diviértete, pero protege tu reputación cuando compartas con personas del trabajo.

Imagina que es la fiesta anual de tu empresa. La iluminación es suave, la música es alta y todos se lo pasan bien. Sin embargo, algunos de los miembros de tu equipo se están divirtiendo no de la forma adecuada. 

Tu grupo es el más ruidoso en la sala, y todos han tomado más de unas pocas bebidas.

Una de las personas de tu equipo está especialmente borracha: camina con pasos vacilantes por la sala, hace bromas groseras e inapropiadas y ofende a casi todos los que se le acercan. Antes de esta noche, lo habías estado considerando en secreto para un ascenso. 

Pero ahora, después de ver su comportamiento, estás pensando en sacarlo de tu lista. Después de todo, si no puede manejarse en una fiesta, ¿podría manejar la promoción? 

Seguro piensas que no

¿Alguna vez has visto a otros comportarse de manera inapropiada en las funciones de la compañía o, quizás, alguna vez has hecho algo que desearías no haber hecho?

La socialización empresarial, con sus colegas, clientes o jefes, tiene diferentes reglas que la socialización con amigos y familiares. 

Muchas personas, sin embargo, tratan las dos situaciones de la misma manera. No solo esto es un error, sino que puede tener consecuencias negativas para su carrera.

En este artículo, revisemos algunas de las situaciones de socialización empresarial más comunes y ofrecemos algunos consejos para ayudarlo a pasar un buen rato con facilidad y confianza.

Tips sobre socializar en las empresas

Socializar con clientes

La mayoría de las situaciones de socializar con clientes incluyen una comida. 

El tradicional «almuerzo de negocios» es una forma de desarrollar relaciones, ganar contratos futuros y obtener referencias. Pero se necesita estrategia y planificación para que la reunión tenga éxito.

  • Elige la ubicación con cuidado. Muchas personas eligen un lugar al azar, pero esto puede ser un gran error. Si el restaurante es especialmente ruidoso, o si tus clientes tienen que conducir un largo camino, entonces no quedarán impresionados. Selecciona una ubicación que esté cerca del cliente, que tenga fácil estacionamiento y que ofrezca un ambiente tranquilo. Además, elige un restaurante donde la comida y el servicio sean consistentemente buenos.
  • Logra que tus clientes se sientan cómodos. Es importante que los clientes se sientan cómodos desde el principio, así que asegúrate de que sepan quién paga la factura. Si eres el anfitrión y emitiste la invitación, entonces debes pagar. Para evitar confusiones, diles a tus clientes por adelantado que son tus invitados.
    Además, informa a los clientes qué planeas pedir antes de que el mesero o la camarera vuelva a la mesa. Tus invitados pueden sentirse incómodos si piden un bistec caro, y tu en cambio eliges solo ensalada y sopa.
  • Gastar adecuadamente. Recuerda que tu jefe probablemente revisará cuánto gastas con el cliente y lo comparará con cuánto puede esperar ganar con el desarrollo de la relación.
    Por ejemplo, si los clientes tienen muchos negocios potenciales para tu empresa, llevarlos a un restaurante caro para la cena sería apropiado, ya que su tasa de rendimiento podría ser alta. Sin embargo, si los clientes pueden darle solo uno o dos contratos pequeños, entonces un almuerzo moderado podría ser más adecuado.
    Una regla general es asegurarse de que la cantidad que gastes en los clientes sea proporcional a lo que espera ganar al socializar con ellos.
Tips sobre socializar en las empresas

Socializar con tu jefe

Esto tiene un conjunto completamente diferente de desafíos. 

Socializar después de tu trabajo con el jefe puede ser una excelente manera de pasar tiempo en un ambiente relajado. Por otro lado, es fácil pasar de ser amigable … a ser demasiado amigable. Si ese es el caso, ¿cómo sabes la diferencia?

  • Recuerda que esto es un negocio. Pasar tiempo con tu jefe siempre es sobre el trabajo. No importa lo bien que se lleven los dos, él sigue siendo su jefe. No olvides las líneas de autoridad, o esperes un tratamiento especial.
  • Relájate … pero no demasiado. Esta podría ser la oportunidad de tu jefe de conocerte mejor para darte un ascenso o responsabilidades adicionales. Sé tú mismo, pero no te relajes tanto que digas o hagas algo que lamentarás mañana. Vístete apropiadamente, y se respetuoso.
  • No tengas expectativas irrazonables. El hecho de que los dos se diviertan jugando al golf, esto no significa que automáticamente obtendrás la promoción que deseas. Si lo piensas bien, ¿continuarías realmente respetando a tu jefe si su juicio pudiera ser influenciado tan fácilmente? Y no pongas a tu jefe en una posición embarazosa pidiendo un aumento o una promoción mientras están socializando. Hablar sobre el trabajo está bien (especialmente si tu jefe es el que lo menciona), pero deja esas solicitudes para un horario apropiado en la oficina.
Tips sobre socializar en las empresas

Socializar con compañeros de trabajo

Aquí es donde la gente tiende a cometer sus mayores errores. 

Socializar con compañeros de trabajo es definitivamente más fácil que con clientes o con tu jefe, por lo que algunas personas no son lo suficientemente prudentes, y se emborrachan en los eventos de la compañía. 

Puedes sentirte más cómodo con tus compañeros de trabajo, pero esto no significa que puedas dejar de lado el autocontrol. Todavía tienes que mantener tu reputación y mantener el respeto de los demás.

  • Mantén una conversación apropiada. No cuentes chistes en una fiesta que nunca contarías en la oficina. Ofender a los miembros de tu equipo puede hacer que se sientan incómodos y que puedas herir sus sentimientos. Y eso es algo que no podrán olvidar en el corto plazo.
  • Limita el alcohol. Sencillamente, no bebas demasiado. Caminar de una manera inestable mientras se ríe a carcajadas definitivamente te hará notar, pero probablemente no de la manera positiva que te gustaría. Piensa en lo poco atractivo que son los demás compañeros de trabajo cuando están borrachos. Esto debería ser suficiente para mantenerte alejado de la barra.
  • Come antes de la fiesta. Los expertos en etiqueta de negocios recomiendan comer algo antes de ir a un evento. Nunca se sabe cuánta comida se servirá, y no quieres ser la única que acumule mucha comida en tu plato. Y, por supuesto, comer de antemano ayudará a evitar que esa primera bebida te afecte tanto.
  • Discutir temas no laborales. Trata de mantener la conversación fuera del negocio. Conoce a tu equipo: pregúntales acerca de sus pasatiempos, familias e intereses. Hablar sobre el informe que acabas de escribir, o hablar sobre tu reciente promoción, puede ser no solo aburrido sino también molesto.
  • Pasa tiempo con gente nueva. Los eventos de la empresa son una forma de conocer a colegas y vincularse como grupo. Pero resiste la tentación de hablar solo con tu círculo regular de compañeros de trabajo. Muévete y conoce gente de otros departamentos. Es muy probable que tu jefe esté mirando, por lo que si te ven con varias personas diferentes, esto podría reflejar positivamente en tus habilidades como comunicador.
Tips sobre socializar en las empresas

Socializar en conferencias

Las conferencias son una manera maravillosa de hacer contactos valiosos. Por eso es tan vital estar en su mejor comportamiento.

  • Mantén tu bebida o plato en tu mano izquierda. Esto libera tu mano derecha para dar la mano cuando te encuentras con gente nueva. Además, tu mano no estará fría ni mojada porque solo estaba sosteniendo un vaso, lo que puede dejar una mala impresión.
  • No seas el primero en llegar, o el último en irte. Por lo general, es mejor irse mientras el evento sigue estando en su apogeo. Si no estás seguro de cuándo irte a casa, mira a un ejecutivo que admires. Cuando ella se vaya, sigue su ejemplo.
  • Sé un oyente, no un hablador. La mayoría de las personas se sienten especiales cuando alguien realmente escucha lo que dicen. Si eres el que estás hablando todo el tiempo, las personas pueden percibirte como egoísta y egocéntrico. Así que escucha primero, y habla de segundo.

Planear un evento

Si estás a cargo de planificar un evento con clientes o miembros del equipo, elige una actividad que todos disfrutarán.

Por ejemplo, si te gusta el senderismo y la escalada, eso no significa que toda la oficina esté feliz de pasar un día al aire libre. Y tu pasión por la música clásica no significa que tus clientes disfruten la ópera.

Elige algo que creas que les encantaría a los clientes o compañeros de trabajo, y asegúrate de no poner a las personas en una situación en la que puedan sentirse incómodos. Selecciona la configuración y la ubicación con cuidado, y recuerda tus objetivos generales. 

Si el evento está destinado a fortalecer los lazos dentro de un departamento, entonces organiza una salida que permita que las personas se conozcan entre sí. Si estás intentando ganar un contrato clave de un cliente, elige una actividad y un lugar que les permita hablar en serio.

Tips sobre socializar en las empresas

Puntos claves

La socialización empresarial tiene su propio conjunto de reglas y prácticas que son muy diferentes de socializar con amigos y familiares. 

Es importante comprender que no importa lo que estés haciendo, o con quién lo haces, asistir a eventos corporativos sigue siendo parte de tu vida laboral. 

Una buena regla es no hacer nada que tú no harías en la oficina durante un día laboral normal. Y usa la moderación en beber, comer e incluso hablar.

Nana González

Soy un adicta a la innovación y empresaria con la misión de difundir el pensamiento creativo. He trabajado como consultor de branding, marketing e innovación durante más de 20 años, asociándome con algunas de las compañías más grandes del mundo para ayudar a reinventar sus marcas, dar forma a sus líneas de innovación y sacudir la cultura de su empresa.

Deja una respuesta